Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Las diez frases más importantes del Papa Francisco en Tierra Santa

La peregrinación del Papa a Tierra Santa dejó muchas imágenes pero también grandes palabras, como la invitación a los presidentes de Israel y Palestina a rezar juntos en el Vaticano.

1. "En este lugar, donde ha nacido el Prí­ncipe de la Paz, deseo dirigir una invitación a usted, Señor Presidente Mahmoud Abbas, y al Señor Presidente Shimon Peres, a que elevemos juntos una intensa oración pidiendo a Dios el don de la paz. Ofrezco mi casa en el Vaticano para acoger este encuentro de oraciónâ?.

2. "¡Nunca más, Señor, nunca más! 'Adán, ¿dónde estás?' Aquí­ estoy, Señor, con la vergí¼enza de lo que el hombre, creado a tu imagen y semejanza, ha sido capaz de hacer. Acuérdate de nosotros en tu misericordiaâ?.

3. "Esas son las raí­ces del mal: el odio y la codicia por el dinero y la fabricación y la venta de armas. Esto nos debe hacer pensar. ¿Quién está detrás?, ¿quién da a todos los que están en guerra las armas para continuar el conflicto? También en nuestros corazones dediquemos una palabra para que esta pobre gente, criminales, se conviertaâ?.

Francisco se reunió en varias ocasiones con los niños, que construirán el futuro de Oriente Medio. Les recordó que tienen que mirar siempre hacia adelante y denunció la situación de los niños esclavos.

4. "No dejen nunca que el pasado les determine la vida. Miren siempre adelante. Trabajen y luchen por lograr las cosas que ustedes quieren. Sepan una cosa: que la violencia no se vence con la violencia. La violencia se vence con la paz. Y la paz se alcanza con el trabajo, con la dignidad, con llevar la patria adelante�.

5. "Todaví­a hoy muchos niños son explotados, maltratados, esclavizados, objeto de violencia y de tráfico ilí­cito.

¿Somos tal vez retóricos y pietistas, personas que se aprovechan de las imágenes de los niños pobres con fines lucrativos? ¿Somos capaces de estar a su lado, de "perder tiempoâ? con ellos? ¿Sabemos escucharlos, custodiarlos, rezar por ellos y con ellos? ¿O los descuidamos, para ocuparnos de nuestras cosas?â? 

El motivo de este viaje fue conmemorar el 50 aniversario del abrazo entre un Papa y el principal lí­der ortodoxo tras mil años de silencio. Francisco y Bartolomé I repitieron el mismo gesto. 

6. "Debemos pensar que, igual que fue movida la piedra del sepulcro, así­ pueden ser removidos todos los obstáculos que impiden aún la plena comunión entre nosotrosâ?.

Por primera vez, también rezaron juntos el Padrenuestro.

En Tierra Santa están presentes las tres grandes religiones monoteí­stas. Francisco también contribuyó a mejorar las relaciones entre musulmanes, judí­os y cristianos.

8. "Respetémonos y amémonos los unos a los otros como hermanos y hermanas. Aprendamos a comprender el dolor del otro. Que nadie instrumentalice el nombre de Dios para la violencia. Trabajemos juntos por la justicia y por la paz. ¡Salam!â?

9. "Se trata de un ví­nculo que viene de lo alto, que sobrepasa nuestra voluntad y que mantiene su integridad, a pesar de las dificultades en las relaciones experimentadas en la historiaâ?.

Este ví­nculo lo escenificaron el Papa y dos amigos suyos, un musulmán y un judí­o. Se abrazaron junto al Muro de las Lamentaciones al tiempo que decí­an: "Lo hemos conseguidoâ?.

MAE

CTV

FA

-PR

Up:AC