Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


La agotadora jornada del Papa y su estrategia para no cansarse

El argentino Guillermo Karcher es uno de los principales colaboradores del Papa. Trabajó durante años la Secretarí­a de Estado y en 2006 fue nombrado ceremoniero pontificio. Su vida dio un nuevo giro tras la fumata bianca.    

P. GUILLERMO KARCHER

Ceremoniero pontificio

"Después del desayuno, casi todos los dí­as, paso a saludarlo. Charlamos un poquito, nos actualizamos. Yo le llevo muchas noticias de nuestra patriaâ?.

La jornada del Papa empieza mucho antes, a las 04.30 de la mañana. De 5.00 a 07.00 reza y prepara la homilí­a de la Misa que celebra a continuación en la capilla de Casa Santa Marta. Al terminar saluda a todos los que han participado, desayuna y comienza a trabajar. Su jornada está llena de encuentros y de audiencias.

P. GUILLERMO KARCHER

Ceremoniero pontificio

"Tiene mucha capacidad de trabajo, mucha capacidad de escucha, de relación con la gente. Él está convencido que en cada encuentro entre las personas Dios emergeâ?.

Recibe gente desde la mañana hasta antes de cenar y también responde algunas cartas. Sólo hace un parón después de comer, entre las 14.00 y las 14.45. Después mantiene reuniones más personales hasta las 19.00. Reza el rosario, las ví­speras, cena y revisa algunos documentos antes de irse a dormir sobre las 10.00 de la noche. 

P. GUILLERMO KARCHER

Ceremoniero pontificio

"El Papa de salud está bien. Es una persona fuerte, una persona saludable. Él está acostumbrado. Tiene una vida metódica, una existencia que ha forjado así­. Yo creo que no le cansa este ritmoâ?. 

Aunque en los meses de julio y agosto Francisco sólo aparece públicamente en el rezo del ángelus, no por eso deja de recibir a personas ni de trabajar. Para él no existen las vacaciones.

P. GUILLERMO KARCHER

Ceremoniero pontificio

"El Papa vive este mes de junio en el verano europeo y romano disminuyendo un poco su actividad pero tampoco 'se toma las vacaciones'. En eso yo creo que también se muestra solidario con mucha gente que sabe, que ha conocido cuando era arzobispo en Buenos Aires que no podí­a tomarse vacaciones. Porque es privilegio de pocosâ?.

Ni vacaciones ni televisión. Francisco no ve la televisión, por lo que tampoco ha visto el Mundial. Echa de menos la comida argentina, especialmente la carne y otra de las curiosidades sorprendentes de Francisco fue la decisión de renovar su pasaporte argentino

No renunció a su nacionalidad y esperó para obtener su nueva documentación como cualquier ciudadano más. Ahora continúa viajando por el mundo como un argentino más. ¿El próximo destino? Corea, en agosto. Un viaje para sembrar la paz entre el Norte y el Sur.

JRB

MG/AA

VM

-PR

Up: YJA 

#Papa