Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Además de Romero, los otros curas famosos que murieron mientras celebraban Misa

El papa San Sixto II murió en el siglo III y San Estanislao de Polonia en el siglo XI. A pesar de ser tan distantes en el tiempo estos dos mártires tienen algo en común: fueron asesinados mientras celebraban misa.

San Sixto II fue detenido y decapitado bajo la persecución del emperador Valerio. San Estanislao, en cambio, fue asesinado por denunciar la crueldad y licenciosa vida del rey de Polonia. Algunos dicen que fue él mismo quien lo mató mientras celebraba misa.

MONS. JORGE PATRÓN WONG
Secretario para Seminarios, Congregación para el Clero
"Todos los santos, su servicio de todos los dí­as, sencillo, cotidiano, es alimentado por la Eucaristí­a. Y esto les prepara para los momentos cumbre, los momentos de martirio".

El próximo 23 de mayo se beatificará en El Salvador a otro mártir a quien dispararon mientras celebraba misa en 1980. Fue uno de los asesinatos que más conmocionó América Latina. Se trata de Óscar Romero, el arzobispo de San Salvador.

MONS. JORGE PATRÓN WONG
Secretario para Seminarios, Congregación para el Clero
"En el caso de monseñor Óscar Romero, como de muchí­simos santos, su Eucaristí­a cotidiana, su Eucaristí­a de cada dí­a, le daba primero la luz del Evangelio para afrontar las situaciones difí­ciles de cada dí­a, que todo cristiano tiene que vivir, especialmente en situaciones económicas, polí­ticas, sociales muy difí­ciles, para enfrentar a través de la misericordia, del amor, del perdón de la fraternidad, situaciones que son de injusticia, que van contra la dignidad de la persona".

Otro de los martirios que mayor repercusión tuvo en su momento fue el de Santo Tomás Becket en el año 1170, en Inglaterra. Cuando lo asesinaron se encontraba dentro de la catedral de Canterbury aunque no estaba celebrando misa. Su vida fue un ejemplo de la defensa de los derechos de la Iglesia frente a las interferencias del Estado.

Los martirios de Óscar Romero, San Sixto II y San Estanislao por tanto, son tres de los más conocidos pero seguramente no los únicos. Cada uno vivió y murió en una época y situación distinta pero todos se mantuvieron firmes en su fe hasta el último momento a pesar de las circunstancias adversas.