Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Fuerte denuncia de Francisco por la situación de los refugiados musulmanes de Myanmar

Mientras que el Papa se pasaba por entre la gente antes de comenzar su catequesis semanal unas religiosas le entregaron una estampa de Santa Josefina Bakhita. 

La santa sudanesa vivió entre los siglos XIX y XX. Fue esclava antes de viajar a Italia y convertirse en religiosa. La Iglesia celebra hoy su memoria y Francisco no dejó escapar la ocasión para recordar una situación que, por desgracia, todaví­a hoy es muy actual.

FRANCISCO 

"Esta chica esclavizada en ífrica, explotada, humillada, no perdió nunca la esperanza. Siguió adelante con su fe y terminó por llegar como migrante en Europa. Recemos a santa Josefina Bakhita por todos, por todos los migrantes, los refugiados, explotados, que sufren mucho, muchoâ?.

Y hablando de refugiados el Papa recordó la otra gran crisis de refugiados del planeta: la de Myanmar. 

En diciembre la ONU denunció los abusos que el ejército birmano está llevando a cabo contra la minorí­a musulmana rohingya. Se calcula que solo a Bangladesh han conseguido huir entre 300.000 y 500.000 refugiados.

Escapan en barcas y aunque reciben alimentos ningún paí­s les permite desembarcar.

FRANCISCO

"Son hermanos y hermanas nuestras. Y desde hace años que sufren. Muchos son torturados, asesinados, simplemente por vivir sus tradiciones, su fe musulmana. Recemos por ellos y os invito a rezar por ellos a Nuestro Padre que está en los cielosâ?.

Una de las lí­neas de trabajo que Francisco ha impulsado desde el comienzo de su pontificado ha sido poner fin al tráfico de personas. Éstas redes se nutren de las crisis de refugiados como la que se está viviendo en Myanmar y Europa.

JRB

CTV

FL

-BN

Up:AC