Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco: Nada ni nadie nos puede quitar la seguridad de que Dios nos quiere

Cuando Francisco entró en la gran sala de audiencias del Vaticano le recibieron con muchos regalos: Desde solideos de color blanco, hasta cartas y banderas.

Luego, en su catequesis de la audiencia general desveló el secreto de los cristianos para no dejarse abatir por las preocupaciones. 

FRANCISCO

"Sabemos que también en los momentos más duros y complicados, la misericordia y la bondad del Señor son más grandes que cualquier cosa y que nada nos arrancará de sus manos y de la comunión con Él. '¿También en este momento difí­cil?' 'Dios me ama'. '¿Y a mí­ que he hecho esta cosa terrible?' 'Dios me ama'. Esta seguridad no nos la quita nadie. Debemos repetirlo como oración: 'Dios me ama', 'estoy seguro de que Dios me ama', 'estoy segura de que Dios me ama'â?.

Durante los saludos, varios coros cantaron al Papa, como estos seminaristas de España. 

...�En particular a los formadores y alumnos del Seminario Diocesano de Orihuela-Alicante...�

Luego cantó un coro alpino del Norte de Italia. Y a continuación este coro de niños de Calabria. Pero su canción era demasiado larga, y aunque el público les aplaudí­a para que concluyesen, ellos insistí­an.  El Papa les escuchaba divertido, y cuando por fin terminaron bromeó con ellos. 

FRANCISCO

"Cuando uno quiere algo, actúa así­. Y así­ tenemos que hacer cuando recemos, cuando pidamos algo al Señor: insistir, insistir, insistir. Es un buen ejemplo, un buen ejemplo de oración. ¡Gracias!â?. 

Cuando acabó la audiencia, el Papa saludó a algunos obispos y a parejas de novios, como ésta, que le dio las gracias por su carta sobre la familia, "Amoris Laetititaâ?. 

JMB

CTV

FL

-BN

Up:JRB