Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Una muestra explica cómo la propaganda provocó el odio a los judíos

El 16 de octubre de 1943 los nazis aparcaron los camiones en esta plaza de Roma. Horas después los llenaron de judí­os destinados a morir en campos de concentración. La casa que presenció esta escena ahora alberga esta exposición sobre cómo se forjó el odio y desprecio hacia todo un pueblo en la Alemania nazi de Hitler o la Italia fascista de Mussolini.

Un cascanueces con la forma de un judí­o o esta diana sobre la que disparar en las ferias son solo algunas muestras de cómo la maldad puede acabar por cegar la mente de sociedades enteras.

MARCELLO PEZZETTI

Museo del Holocausto

"¿Cuál fue la novedad del nazismo y del fascismo? Los medios que utilizaron para comunicar y reforzar este odio. Los medios de comunicación de masas. Por aquel entonces eran una novedad. Hoy los medios de comunicación son más elaborados; Internet, realidad virtual. Hoy se podrí­an utilizar estos medios con resultados devastadoresâ?.

Pero Marcello Pezzetti señala que la propaganda antisemita fue el resultado de la suma de otros dos factores: una tradición ya arraigada de desprecio contra los judí­os a la que se sumaron ideologí­as nacionalistas y racistas.

Pocos recuerdan que las polí­ticas discriminatorias de los nazis produjeron también una grave crisis migratoria ya que los judí­os huí­an de Alemania. En 1938 Estados Unidos convocó una cumbre en Evian, Francia, para que los paí­ses asistentes aceptaran aumentar la cuota de inmigrantes judí­os. Sin embargo no hubo grandes acuerdos, la conferencia fracasó y prácticamente un año después comenzarí­a la II Guerra Mundial. 

MARCELLO PEZZETTI

Museo del Holocausto

"Las peores consecuencias vinieron con el fracaso de las polí­ticas migratorias. Y sobre todo cuando fracasaron los intentos polí­ticos de resolver este problema. El desastre comenzó con la fallida conferencia de Evian. Cuando termina mal una conferencia de paz hoy en dí­a no nos damos cuenta del desastre que representaâ?.

El paso de los nazis por la Ciudad Eterna ha dejado cicatrices que Roma no quiere olvidar. Esta exposición es solo una muestra más que pretende ayudar a recordar los errores del pasado para evitar que se produzcan en el futuro.  

Otro gran recuerdo de la persecución de los judí­os en Roma son las "Pietre d'inciampoâ?; los pequeños "sampietriniâ? dorados donde se puede leer el nombre de un judí­o deportado y asesinado durante la II Guerra Mundial. 

JRB

AA/RR

SV

-PR

Up: JMB