Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco en el Ángelus explica cómo afrontar las dificultades de la vida

El intenso calor de estos dí­as en Roma no impidió a cientos de peregrinos asistir al rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro.

El Papa Francisco explicó que Dios sabe que la vida es dura pero que, al mismo tiempo, invita a las personas a no quedarse estancadas en las dificultades y los problemas que afligen el corazón.

FRANCISCO

"Muchas veces, frente a un peso de la vida o a una situación que nos provoca dolor, intentamos hablar con alguien que nos escuche, con un amigo o un experto... Esto nos hace mucho bien pero, ¡no nos olvidemos de Jesús! No nos olvidemos de abrirnos a Él y contarle nuestra vida, de confiarle a las personas y las situaciones".

Francisco dijo que no solo hay que salir de uno mismo y compartir los problemas sino que hay que hacerlo con quien mejor puede ayudar a soportarlos, Cristo. También invitó a abrirle incluso aquellas zonas oscuras en las que nunca ha entrado la luz de Dios. Y para conseguirlo, el Papa ofreció unos valiosos consejos.

FRANCISCO

"Si alguien está en esta zona osura, que busque a Jesús. Que vaya con un misionero de la misericordia, con un sacerdote, que vaya... Pero que vaya también con Jesús y que le cuente esto a Jesús. Él le dice a cada uno: "¡Ánimo, no te rindas al peso de la vida, no te cierres frente a los miedos y los pecados, ven a mí­!".

Por último, Francisco recordó que Dios siempre espera, no para resolver mágicamente los problemas de las personas sino para ayudarlas a ser más fuertes en la adversidad.

AC

CTV

SV

-BN

Up:AC