Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


El difícil debate ético tras la historia de Charlie Gard

¿Eutanasia o ensañamiento terapéutico? La historia de Charlie Gard plantea dilemas difíciles de resolver.

Para los médicos del Great Ormond Street Hospital mantener al bebé conectado a las máquinas sería una forma de prolongar su dolor innecesariamente. 

Los padres, en cambio, quieren agotar hasta las más mínimas posibilidades. Pretenden llevar a Charlie a Estados Unidos para probar una terapia experimental cuyo éxito es poco probable.

P. GONZALO MIRANDA Ateneo Pontificio Regina Apostolorum

“Lo que hay que buscar de verdad, la estrella polar que nos debe guiar, es el verdadero bien del niño. Se supone que los padres buscan el verdadero bien del niño pero también sabemos que a veces las personas que no conocen la medicina y que están emotivamente involucradas de manera tan fuerte a lo mejor no tienen la distancia suficiente para comprender que a lo mejor lo para el niño en ese caso es suspender las terapias”.

¿Padres demasiado involucrados desde un punto de vista emotivo o médicos marcados por una ideología proeutanasia? 

El rector de la Facultad de Bioética del Regina Apostolorum de Roma dice que es muy difícil valorar quien tiene razón. 

P. GONZALO MIRANDA Ateneo Pontificio Regina Apostolorum 

“Yo lo que digo siempre sobre este caso es que no tengo elementos para pronunciarme. No voy a decir es ensañamiento o debería continuar con el tratamiento. Los médicos habían llegado a la conclusión de que lo mejor para el niño, espero que la decisión la hayan tomado por esto y no porque quieren promover una ideología proeutanasia... Espero que si han tomado esta decisión es porque piensan que es lo mejor para él”.

Charlie Gard padece un mal genético incurable y su caso ha conmocionado al mundo hasta el punto de provocar reacciones de personajes como Donald Trump o el Papa Francisco.

No solo ha puesto sobre la mesa el debate sobre la eutanasia sino que ha planteado otras preguntas como quién debería decidir sobre su futuro: ¿los médicos o los padres?