Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Caravaggio, Velázquez, Bernini... Roma saca a la luz grandes obras del siglo XVII

La deslumbrante belleza de "La Piedad” de Miguel Ángel chocó de pleno contra los rostros hoscos, feos, reales de Caravaggio. Su controvertido estilo le hizo perder numerosos encargos, aunque en otros artistas generó admiración.

El pintor marcó el pistoletazo de salida del arte del siglo XVII, la época de una nueva generación de genios como Velázquez o Bernini. Esta exposición muestra la evolución de uno de los siglos más prolíficos del arte español e italiano. 

MARIO DE SIMONI Presidente, AD Ales (Scuderie del Quirinale)

"Esta exposición representa las ricas relaciones que había entre España e Italia durante el siglo XVII. Hay obras maestras cuidadosamente restauradas como "La túnica de José”, o "Salomé” de Caravaggio”.

MATTEO LAFRANCONI Scuderie del Quirinale

"Hemos organizado esta muestra de modo que se pueda ver la evolución del arte desde Caravaggio hasta Luca Giordano, a finales del siglo XVII”.

Entre las obras maestras que se pueden contemplar está el sereno Cristo crucificado de Bernini, raramente accesible al público o el famoso cuadro de Velázquez, "La túnica de José”. Sus vivos colores muestran lo mucho que influyó en él el contacto con Venecia y Roma. 

Todas estas obras, 60 en total, vienen de España. Los poderosos monarcas de la entonces primera potencia mundial encargaban o compraban a los mejores pintores de la época obras con las que decorar sus palacios. 

La exposición que se puede contemplar en la Ciudad Eterna está situada ante uno de los edificios más emblemáticos de la Italia actual: el palacio del Quirinal. Una de las tres residencias oficiales del presidente de la República y residencia de reyes y papas del pasado.