Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


“¿Qué provoca que los jóvenes terroristas en Europa recurran así a la violencia?”

Solo en 2017 se han producido 865 atentados terroristas con más de 5.200 víctimas mortales, incluidas las del ataque en Barcelona.

Monseñor Silvano Tomasi, antiguo representante de la Santa Sede ante la ONU, explica que la causa de esta violencia hunde sus raíces en un profundo individualismo y en la falta de respeto a la dignidad humana.

ARZ. SILVANO TOMASI
Ex representante de la Santa Sede ante la ONU

“¿Por qué estos jóvenes, en concreto en Europa, y en otros lugares del mundo recurren así la violencia? Probablemente porque en ellos solo haya un vacío. De ahí que busquen motivaciones fuertes que aporten un sentido a sus vidas”.

Tomasi asegura que este sentido de la vida no puede estar en la violencia sino en el servicio a los demás y en la escucha de aquellos que son diferentes. Dice que si bien llegar a este objetivo requiere trabajo y paciencia, la endémica violencia global advierte de lo que subyace en la sociedad.

ARZ. SILVANO TOMASI
Ex representante de la Santa Sede ante la ONU

“Creo que esta violencia es la señal de alarma que nos dice que algo está mal en la forma en que la sociedad y la cultura están avanzando. Significa que en este contexto, que el valor de la vida humana es escaso. Hay una gran falta de comprensión del valor de la sacralidad de la vida humana, de que todos somos hijos de Dios y de que todos gozamos de la misma dignidad”.

Sin ese sentido de respeto por la dignidad de los demás, Tomasi asegura que en la sociedad se instaura una mentalidad egoísta y nihilista que está en el trasfondo de lo que vemos una y otra vez en el mundo.

ARZ. SILVANO TOMASI
Ex representante de la Santa Sede ante la ONU

“Frente a este tipo de situaciones, otras personas prefieren utilizar el atajo de violencia para lograr sus propios objetivos. Esto está en relación con la falta de educación, la falta de responsabilidad hacia los demás, hacia la solidaridad para con todos. No es el bien común el que prevalece, sino un sentido de individualismo extremo. Este individualismo extremo lleva a las personas, especialmente a algunos de estos jóvenes de zonas marginales, en algunas de nuestras grandes ciudades, a responder con la violencia”.

Este veterano diplomático vaticano ha sido testigo y ha participado en la resolución de conflictos en todo el mundo. Asegura que solo con el diálogo y un cambio de mentalidad será posible empezar a resolver estos problemas de raíz.