Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Diaconesa luterana durante 45 años, hoy católica gracias a San Juan de la Cruz

Durante 45 años ejerció como diaconesa luterana en Suecia, dirigiendo grupos de oración o estudios de la Biblia entre los fieles de su parroquia. También visitaba con frecuencia a personas ancianas que vivían solas. Una serie de tareas propias de su papel de diácono en la Iglesia Luterana. 

En este camino hacia la unidad, le ayudaron el nuevo cardenal de Suecia y sus referencias a un santo español. 

MONALISA GEIDEMARK
“Fui a un retiro spiritual con el carmelita Anders Arborelius, el actual Obispo de Suecia, y nos predicó sobre San Juan de la Cruz. Fue un momento especial en mi vida”.

A partir de ahí empezó a leer otras vidas de santos que le llevaron a sentirse cada vez más atraída por la Iglesia Católica. En la Pascua del año 2015 entró a formar parte de la Iglesia Católica con el respaldo de un entusiasta sacerdote polaco, el padre Wojtec.

También tuvo un papel destacado en su conversión su conocimiento de la Iglesia ortodoxa, gracias a la cual comenzó su devoción a la cruz de Cristo y la Virgen Maria.

MONALISA GEIDEMARK
“Fue algo muy especial para mi y aún hoy día suelo santiguarme de esta forma. Lo sigo haciendo como los ortodoxos. Pero también Santa María ha llegado a tener más presencia en mi vida gracias a los iconos y otros santos”.

Monalisa Geidemark empezó a cuestionarse su presencia en la Iglesia luterana con la presión para aceptar y promover mujeres sacerdotes fue en aumento. Cree que es algo que no se sustenta teológicamente, cuando, de hecho, Cristo eligió como sucesores a 12 hombres.