Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Jóvenes de Panamá visitan al Papa mientras se preparan para la JMJ

Vienen de un colegio de Panamá que durante algunos días ha custodiado un regalo del Papa Francisco a los jóvenes de su país. 

Es la “Cruz peregrina”, que pasa por iglesias e instituciones para preparar la próxima Jornada Mundial de la Juventud. 

Están muy contentas porque han conocido al Papa, pero se lamentan de no haberle dado lo que tenían para él.

“Queríamos venir a la audiencia papal para recibir la bendición y también teníamos un regalo para el Papa pero, por cosas de la vida, no pudimos dárselo. Pero aún así estamos muy contentas de haber estado en la audiencia”.

Después del paso de la “Cruz peregrina” prepararon este libro para el Papa con sus impresiones y sus sueños ante la Jornada Mundial de la Juventud.

“Básicamente es una carta donde le expresamos todos nuestros sentimientos por parte del colegio 'Las Esclavas', diciéndole todo lo que sentimos”.

“Incluso le habíamos hecho un libro, porque la “Cruz peregrina” llegó a Panamá por la Jornada Mundial, y llegó a nuestro colegio, y fue mucho más especial porque este año nuestro colegio cumple 70 años desde su fundación, entonces fue mucho más especial”.

Tras la catequesis del Papa, dicen que sintieron que Francisco hablaba directamente para ellas. Y regresan a Panamá decididas a no rendirse ante ningún problema. 

“El Papa dijo mucho como que debíamos seguir nuestros sueños y creo que ese es uno de los principales mensajes que nos quiso dar hoy, que siempre seguir adelante y no rendirnos a pesar de cualquier circunstancia”.

“Principalmente también porque somos jóvenes. Estamos frente a un futuro que debemos soñar y nunca dejarnos vencer por los problemas que nos vengan en la vida. Siempre ser fieles a Dios, y fieles hasta el fin, como es el lema en nuestro colegio”.

Así, con el lema bien aprendido, se despiden de Roma no sin antes recordar que la próxima Jornada Mundial de la Juventud será en enero de 2019 en su país. Una cita a la que no se puede faltar.