Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco: La resignación no es cristiana. Un cristiano se arriesga para hacer el bien

Como de costumbre miles de peregrinos recibieron al Papa con entusiasmo en la plaza de San Pedro. Algunos, desde luego no pasaron desapercibidos.

Durante la catequesis el Papa explicó dos cosas: que un cristiano no puede mirar al mundo con resignación y que debe estar dispuesto a arriesgarse para cambiar las cosas. 

FRANCISCO
“La resignación no es una virtud cristiana. Como no es de cristianos encogerse de hombros o bajar la cabeza ante un destino que nos parece inevitable”.

Dijo que el cristiano es un constructor de paz y reprochó su actitud a quienes no están dispuestos a arriesgar su bienestar por los demás.

FRANCISCO
“Este no es un constructor de paz. Este es un vago, un cómodo. No hay constructor de paz que no haya comprometido su paz personal, asumiendo los problemas de los demás. Porque el cristiano arriesga, tiene la valentía de arriesgar para llevar el bien, el bien que Jesús nos ha dado, que nos ha dado como un tesoro”.

El Papa recordó que el próximo 13 de octubre se cumplen 100 años de la última aparición de la Virgen de Fátima a los tres pastorcillos, y pidió rezar por la paz en el mundo. 

FRANCISCO
“Pueda la oración mover los ánimos más hostiles para que destierren de sus corazones, de sus palabras y de sus gestos la violencia y construyan comunidades no violentas que se hagan cargo de la casa común”.

Además, con motivo del Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, pidió de nuevo a la comunidad internacional que tome medidas para reducir los riesgos a los que se exponen los más pobres ante los desastres naturales. Ellos son los más perjudicados cuando ocurren las calamidades