Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La 'Union Para Que Nada se Pierda' ayuda a necesitados en todo el mundo


P. JAMES PUGLISIFraile Franciscano del Atonement“En vez de malgastar las cosas que realmente no necesitamos, ¿por qué no tomamos lo que nos sobra de nuestro presupuesto mensual o anual y lo ponemos al servicio del Evangelio?”La organización Union That Nothing Be Lost, o en español, “Unión Para Que Nada se Pierda” comenzó a inicios del siglo XX y hoy día se ha convertido en una fundación de ayuda en todo el mundo. Los frailes recogen donativos durante todo el año. Son ingresos que a otros sobran. Ellos los entregan a quién lo necesita cada Navidad. P. JAMES PUGLISIFraile Franciscano del Atonement“Se trata de más o menos unos 250.000 dólares. La gente se inscribe en varios proyectos que son de carácter misionero, social o ecuménico. Tenemos un comité que revisa todos esos proyectos y que distribuye el dinero entre ellos cada año”.Los proyectos tienen diferente alcance. En el pasado, ayudaron a construir escuelas en la India y China. Uno de los destinatarios de 25.000 dólares es la Damietta Peace Initiative, un movimiento africano organizado por varias órdenes franciscanas para difundir la paz en zonas de conflicto, y crear un ambiente de diálogo entre diferentes grupos religiosos. Pero hay algo más detrás de cada proyectos de la ; Union That Nothing Be Lost.P. JAMES PUGLISIFraile Franciscano del Atonement“No es sólo el aspecto material sino el moral y espiritual que es lo más importante. La gente se da cuenta de que son importantes incluso para personas que ni si quiera les conocen”. La ayuda, asegura, es decisiva especialmente para cristianos que viven en áreas de conflicto donde decir que estás bautizado puede ser peligroso. ;La iniciativa de tomar lo que sobra y que nada se pierda lleva 100 años en marcha gracias a esta organización. Casi el mismo tiempo que existen los Franciscanos del Atonement, la Orden que la impulsó.Rcarr/BRAA-VM-PR-U:SCar