Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Juan XXIII: Siete claves para comprender al "Papa bueno"


GUERRA

Con 20 años, tuvo que alistarse en el ejército italiano. Durante la Primera Guerra Mundial, fue nombrado sargento y capellán militar. De 1925 a 1953 fue diplomático en Bulgaria, Turquía y Francia. En Estambul salvó a miles de judíos de la deportación a campos de concentración nazis.
 

PAPA

Regresó a Italia en 1953 para ser patriarca de Venecia. Cinco años después, sin que nadie se lo esperase, fue elegido Papa. El nombre que eligió, Juan, no se usaba desde hacía 7 siglos.
 

CARIÑO

Siendo Papa Juan XXIII, se ganó el apodo del “Papa bueno”, por su cercanía. Fue el primer Papa que visitó a los presos de la cárcel de Roma. También visitó a niños enfermos en el hospital Bambino Gesù. Allí algunos lo confundieron con Santa Claus.
 

CONCILIO

Fue el principal artífice del Concilio Vaticano II, que cambió el rostro de la Iglesia Católica. Lo inuguró en 1962, pero no pudo terminarlo porque murió un año después.
 

LA LUNA

Era un virtuoso de la comunicación. Sus palabras llegaban al corazón de todos. Una vez, se dirigió a la luna desde la ventana del Palacio Apostólico. La Plaza de San Pedro estaba llena, y dijo que parecía que “incluso ella quería estar presente” ese día.
 

MAGISTERIO

Juan XXIII escribió ocho encíclicas. ; Algunas se han convertido en textos fundamentales, como la Pacem in terris escrita en plena guerra fría.Murió el 3 de junio de 1963 con 81 años. Fue enterrado en San Pedro. Su cuerpo ahora está en la basílica, cerca de la tumba de Juan Pablo II.
 

LEGADO

Fue beatificado por Juan Pablo II en el año 2000. Cuando se cumplieron 50 años de su muerte, el Papa Francisco visitó su tumba y se arrodilló para rezar ante ella.