Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Los diez logros de Juan Pablo II


Juan Pablo el Grande: un Papa para la historia from ROME REPORTS on Vimeo.

El pontificado de Juan Pablo II batió muchos récords. Pero, más allá de los números, fue un periodo en el que la Iglesia católica respondió a los desafí­os de su tiempo gracias a la guí­a de Juan Pablo II.

LUCHA POR LA LIBERTAD

"No tengáis miedo. Sólo Él tiene palabras de vida eterna".

Uno de los desafí­os era la existencia de dos bloques y la Guerra Frí­a que dividí­a al mundo en dos. Juan Pablo II habí­a sufrido en carne propia la opresión de los regí­menes nazi y comunista. Su papel fue imprescindible en la caí­da del comunismo en Europa. Uno de sus primeros viajes fue a su Polonia natal, en 1979. Supuso un antes y un después y llenó de coraje a los polacos para luchar por su libertad.

PAPADO GLOBAL

Juan Pablo II fue un Papa viajero que llegó a todos los rincones del mundo. Hizo 104 viajes internacionales y visitó 130 paí­ses. En kilómetros, dio 30 vueltas al mundo. Hubo dos paí­ses que quiso pero no pudo visitar: China y Rusia.

DIíLOGO CON MUSULMANES Y JUDíOS

Definió a los judí­os como "hermanos mayores" y se convirtió en el primer Papa que entró en una sinagoga desde los tiempos de Pedro. Además rezó frente al Muro de las Lamentaciones. También fue el primer Papa que besó un Corán y entró en una mezquita. 

ENCUENTRO DE ASíS

En esa lí­nea por fomentar el diálogo entre religiones, Juan Pablo II fue pionero al convocar el encuentro de oración por la paz de Así­s. El primero se celebró en 1986 y 150 representantes de 12 religiones respondieron a su llamada.

NO A LA GUERRA

Varios conflictos abiertos ensombrecieron el panorama internacional durante su pontificado: Ruanda, Kosovo, Sudán, Irak o la guerra de los Balcanes. El Papa, que habí­a sobrevivido a la II Guerra Mundial, no se mantuvo callado y se convirtió en la voz de la humanidad en contra de la violencia.

"Deteneos, deteneos delante del niño".

SANTOS

Juan Pablo II trabajó para nombrar santos a personas cercanas a su tiempo. Elevó a los altares a cientos cuya vida es un ejemplo para los cristianos de hoy. Por ejemplo, beatificó por primera vez a un matrimonio conjuntamente: Luigi y Maria Beltrame.

CARTA A LAS MUJERES

Juan Pablo II se preocupó por la mujer de un modo nuevo. Fue el primer Papa que escribió una carta dirigida a las mujeres, Mulieris Dignitatem, en la que las invitaba a a reflexionar sobre su responsabilidad personal, cultural, social y eclesial.

DIGNIDAD DE LA ENFERMEDAD

Debilitado por la enfermedad, Juan Pablo II mantuvo su actividad hasta el último momento. Convirtió su enfermedad en una enseñanza para un mundo que apostaba ya por la cultura del descarte.

PERDÓN

Además de rehabilitar a Galileo Galilei, en el Jubileo del Año 2000, Juan Pablo II entonó un 'mea culpa' por los errores cometidos por la Iglesia. Fue un momento histórico que el Papa definió como una purificación de la memoria que permitirí­a a los cristianos entrar en el tercer milenio más abiertos a Dios. 

UN PAPA PARA LOS JÓVENES

Juan Pablo II entendió que los jóvenes necesitaban un acompañamiento y una atención especial. Ideó unos encuentros exclusivamente para ellos: las Jornadas Mundiales de la Juventud. El Papa se sentí­a como uno más entre los jóvenes.

"Si vives con los jóvenes tienes que convertirte en un jovenâ?.

En sus casi 27 años de pontificado fueron muchos los hitos que sobrepasó y las metas que alcanzó pero, por encima de todo, fue capaz de llegar a millones de cristianos hablando, de tú a tú, al corazón de cada uno de ellos.