Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Museos Vaticanos estrenan exposición de obras sobre misterio de la Santísima Trinidad


Durante la Cuaresma, en preparación para la Semana Santa, el Vaticano ha inaugurado esta exposición. Son obras con perspectivas muy diferentes sobre el Misterio de Santísima Trinidad y estará abierta hasta el 8 de junio.

Cuenta con representaciones muy originales de la Santísima Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Tres personas distintas y un solo Dios.

 En la exposición también está este mosaico antiquísimo de la basílica de Santa María la Mayor. 

Esta obra, “El Trono de Gracia”, fue realizada por el artista flamenco Vrancke Van Der Stockt en la mejor época artísticas de Flandes. Es un cuadro característico por su modo de representar la naturaleza, los vivos colores de la figura humana y el acentuado realismo.

Aunque esta obra no pertenece a los Museos Vaticanos, la directora quiso incluirla en la exposición.

BARBARA JATTA
Directora, Museos Vaticanos

“Quise que fuera parte de la exposición por su importancia artística y también porque no estamos acostumbrados a tener cuadros flamencos en el Vaticano. La idea de restaurarla fue de Antonio Paolluci, el anterior director del museo. Fue una idea genial porque tuvimos la oportunidad de trabajar con esta obra que es muy interesante por su iconografía, iconología y teología”.

Esta obra pertenece a la basílica de San Giorgio, en Caltagirone, Sicilia. En 1777, su dueña, la baronesa Agata Interlandi de Favarotta, gran devota de la Santísima Trinidad, pidió en su testamento que quedara la tabla expuesta al público.

El cuadro contiene simbolismos como la esfera del mundo, la gran nube roja del apocalipsis y los arcángeles a ambos lado del trono.

Hacen alusión al Juicio Final, que recuerdan que la “misericordiosa Trinidad del Trono de Gracia” no se negará la salvación a quienes tienen fe.

ADELE BREDA
Departamento de Arte, Museos Vaticanos

“Esta imagen del Trono de Gracia representa la Santísima Trinidad de una manera poco usual”. “Representa a Dios Padre que sostiene en sus brazos a su hijo muerto, Cristo, y la paloma que está encima de ellos simboliza el Espíritu Santo que los acompaña”.

Aunque la Santísima Trinidad “constituye un misterio inaccesible para la sola razón humana”, esta exposición invita a reflexionar sobre él ya que es el centro de la fe cristiana.