Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Siete claves para entender el milagro que hará santo al cardenal John Henry Newman


Puedes ver la entrevista compleata en Rome Reports Premium

 https://www.romereportsespanol.tv/analisis-claves/videos/siete-claves-para-entender-el-milagro-que-hara-santo-al-cardenal-john-h-newman 

Melissa Villalobos, abogada y madre de familia en Chicago, es la protagonista del milagro que permitirá canonizar al cardenal Newman. Hablamos con ella y con el médico que acreditó que su curación era científicamente inexplicable.

¿POR QUÉ TENÍA DEVOCIÓN AL CARDENAL NEWMAN?

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“No comencé a tenerle devoción hasta el año 2011. Mi marido trajo a casa dos estampas con su imagen. Puse una en la sala de estar y la otra en el dormitorio. De esta forma me cruzaba con su imagen varias veces al día. Así que empecé a hablarle. Pensé que tenía un rostro encantador y santo. Me impresionaba. Así que empecé a pedirle por algunas necesidades de mi familia o de otros. Hablaba con él con confianza, como con una persona real”.

¿CUÁNDO COMENZÓ A SENTIRSE MAL DURANTE EL EMBARAZO?

 MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Llevaba perdiendo sangre desde hacía un par de semanas. Estaba en el primer trimestre del embarazo. Empecé a sangrar a finales de abril y me curé el 15 de mayo. Fui a Urgencias el 10 de mayo, cinco días antes de la curación. Allí me hicieron una ecografía que mostró la lesión. El médico me dijo apesadumbrado que probablemente perdería al niño, que la placenta no iba a ser capaz de resistir hasta el final del embarazo”.

¿QUÉ LE RECOMENDARON LOS MÉDICOS?

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Me dijeron que tenía que permanecer en reposo total en la cama; que no debía hacer ejercicio, ni levantar peso, ni caminar más allá de lo estrictamente necesario. No podía lavar la ropa, hacer la casa o cocinar. Tenía que estar en cama el máximo tiempo posible. Y eso era imposible pues entonces tenía cuatro hijos, de seis, cinco, tres y un año. Intenté seguir el consejo de reposo absoluto, pero no podía y mi marido y yo no teníamos familiares cerca. Era un desafío y era triste saber que no podía hacer lo que tenía que hacer. Pero aunque logré descansar un poco durante esas semanas, no se solucionaba. Así que el reposo absoluto tampoco era la solución. No funcionaba”.

¿CÓMO AMANECIÓ EL DÍA DE LA CURACIÓN?

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia
“Cuando me levanté ese día estaba aterrorizada. Tenía la cama empapada de sangre y mi marido estaba en un avión rumbo a Atlanta, para un viaje de trabajo que tenía pendiente. Me levanté aterrorizada, triste y preocupada. Sobre todo pensé que tenía que poner el desayuno a los niños y necesitaba descansar el resto del día. Mi marido no tenía previsto regresar hasta el viernes, dos días después. Debía organizarme para esos días en que él estaba fuera; tenía que preparar el desayuno a los niños y tratar de descansar para frenar la hemorragia”.

¿POR QUÉ NO LLAMÓ A URGENCIAS EN ESE MOMENTO?

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia
“Cuando fui al baño me desplomé en el suelo. Estaba perdiendo muchísima sangre en ese momento. Me di cuenta de que tenía que llamar a Urgencias. Era una emergencia. Pero no tenía el teléfono móvil en el baño. No podía creerlo. No lo tenía a mano. Probablemente porque mi marido, David, estaba en el avión y no sería posible llamarle. Así que pensé que no lo iba a necesitar. Pero el hecho es que estaba tirada en el suelo del baño y no tenía el teléfono. Entonces pensé en gritar y avisar a uno de los niños para que llamara al 911. Pero no tenía fuerzas, y habría necesitado muchísimas para gritar y que mi voz traspasara la puerta”.

¿CÓMO SE PRODUJO LA CURACIÓN?
MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Nadie iba a venir a ayudarme y yo no podía moverme del suelo. Estaba perdiendo mucha sangre. Entonces dije ‘Por favor, cardenal Newman, haz que se frene la hemorragia’. Y al instante, tan pronto como terminé de decirlo, dejé de sangrar. Y nunca más volvió a ocurrir. Así que me levanté y dije ‘Cardenal Newman, ¿Has hecho tú que deje de sangrar?’ Sé que había sido él. Y entonces sentí un intenso aroma de rosas que se extendió por el cuarto de baño. Pude inhalar ese perfume de rosas y dije: ‘Gracias Cardenal Newman. ¿Has enviado este aroma de rosas?’ Y entonces volvió a extenderse el perfume. Y supe que estaba curada. Supe que Gemma estaba bien. Podía bajar las escaleras. Bajé aprisa para comprobar cómo estaban los niños y vi que seguían en la cocina, donde les había dejado. Y estaba muy contenta de ver que todo estuviera en orden.... Entonces, al llegar a la cocina me senté en la mesa y dije: ‘Gracias, Cardenal Newman’. Y en ese instante advertí por tercera vez cómo un perfume de rosas que llenaba la habitación”.

¿POR QUÉ CREE QUE EL CARDENAL NEWMAN LE AYUDÓ PRECISAMENTE A USTED?

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Pienso que él sabe que le quiero con todo mi corazón, con un amor incondicional. Le habría querido incluso si no me hubiera curado, en caso de que la voluntad de Dios fuese que no me curara. Tengo mucha fe en el Cardenal Newman y en Dios, que él llevó mis oraciones hasta Dios. Probablemente es porque le quería mucho. Y también porque creo que él está cerca de Dios y puede llevar mis oraciones hasta Él. Ha sido una bendición”.

¿CÓMO SE HA CERTIFICADO MÉDICAMENTE EL CASO?


“Mi labor como especialista médico era escoger a dos especialistas en Ginecología que fueran expertos en embarazos, para analizar las pruebas y los elementos relevantes que el postulador, el doctor Ambrozy, había traído a Estados Unidos y a Chicago, así como examinar a Melissa y su historial clínico. Una vez estudiada toda la documentación, debíamos declarar ante un Tribunal si había o no una explicación médica posible. También declaró el medico que la trataba. Todos aseguraron con firmeza que no había explicación médica para que cesara la hemorragia de forma instantánea y espontánea, que se produjo justo tras la invocación de estas palabras: ‘Cardenal Newman, por favor haz que se frene la hemorragia’. El hecho de que se curara en ese instante concreto, pensamos que no se debe a ninguna intervención médica”.

¿HAY PRUEBAS QUE DEMUESTRAN EL MILAGRO?

GERALD M. CASEY
Doctor en Medicina (Chicago)

“Fue en la segunda resonancia en el Hospital Delnor, en Urgencias después de que la hemorragia hubiera empezado a aumentar. Se hizo el 10 de mayo de 2013 y mostraba un hematoma sub coriónico. Este sub hematoma coriónico suponía un factor de riesgo adicional. Podría parecer contradictorio, pero el hecho de que ella estaba en su quinta semana de embarazo y entre cinco y seis semanas ya se aprecian los latidos del corazón, sumado al hematoma sub coriónico es un factor de riesgo añadido, según la historia de la Obstetricia. Así que todos esos factores juntos elevaban el riesgo. Pero lo que realmente suponía un riesgo altísimo era la progresión de la hemorragia. No era el hematoma sub coriónico, sino la unión de todos los factores de riesgo”.