Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Papa pide no dejarse llevar por el pesimismo ante las malas noticias y el sufrimiento

El Papa se detuvo con muchos peregrinos antes de comenzar la audiencia general. 

Esta mujer se emocionó cuando contó a Francisco la situación que está atravesando. 

Estos argentinos le prepararon un auténtico mate. 

Y este niño, le hizo reír.

En su catequesis, explicó que Dios quiere que las personas sean felices, y que no es cristiano despreciar la vida ahora y aspirar sólo a la vida eterna. 

Pidió no caer en la tentación del pesimismo ante los problemas de la vida cotidiana y de la sociedad, porque Dios siempre ayuda a las personas

FRANCISCO
“He saludado a algunas personas de Barcelona: cuántas noticias tristes de allí... He saludado a muchos del Congo, ¡y cuántas noticias tristes de allí, por citar sólo algunas”. FLASH “Siempre hay problemas: los chismes, las guerras, las enfermedades, los problemas... Pero el buen grano crece. Y al final el mal será eliminado”.

El Papa aseguró que hay dos actitudes en la vida: ser personas de primavera, que viven esperando el fruto, o ser personas de otoño, grises porque viven en la nostalgia de mirar sólo hojas secas.

FRANCISCO
“Algunos piensan que la vida limite la felicidad a la juventud, al pasado, y que la vida sea un lento decaimiento”. FLASH “No nos limitemos a nostalgias, excusas, quejas: sabemos que Dios nos quiere herederos de una promesa e incansables cultivadores de sueños”.

La sorpresa del encuentro fue este coro español que gustó mucho al Papa. 

FRANCISCO
“Yo pensaba que en la Universidad de Salamanca les enseñaban a estudiar con los libros, pero cantan bien, felicitaciones”.

Antes de marcharse el Papa recordó a los damnificados por el terremoto en la isla italiana de Isquia, que ha provocado dos muertos y ha dejado sin casa a unas 2.600 personas.