Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco contra el terrorismo: “Supliquemos a Dios que nos libere de esta violencia inhumana”

10.000 personas acompañaron al Papa durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro. Francisco, en tono serio y conmovido, recordó de nuevo a las víctimas de los últimos atentados terroristas que han golpeado a varios países.

FRANCISCO
“En nuestros corazones llevamos el dolor de los actos terroristas que en los últimos días han causado muchas víctimas en Burkina Faso, España y Finlandia. Oremos por todos los difuntos, por los heridos y por sus familiares e imploremos al Señor, Dios de la misericordia y la paz, que libere al mundo de esta violencia inhumana”.

A continuación el Papa invitó a los peregrinos a unirse a él en el rezo de un Avemaría por todas estas personas asesinadas.

El Papa Francisco ha estado muy pendiente de estos últimos ataques. En los 9 idiomas de su cuenta Pontifex publicó este mensaje tras los atentados en Barcelona: “Rezo por todas las víctimas de los atentados de estos días. ¡Que la violencia ciega del terrorismo no encuentre lugar en el mundo!”.

Durante el rezo del Ángelus, el Papa reflexionó en torno al pasaje del Evangelio en el que la mujer cananea pide a Jesús que cure a su hija. Francisco explicó que Dios sale a la ayuda de las personas que lo invocan cuando lo necesitan. Dijo que Dios no abandona a nadie, aunque aparentemente no se note su presencia.

FRANCISCO
“El Señor no mira a otro lado frente a nuestras necesidades y, si a veces, parece insensible a las peticiones de ayuda, es para probar y fortalecer nuestra fe. Debemos seguir gritando como esta mujer: “¡Señor, ayúdame! ¡Señor, ayúdame!” Así, con perseverancia y valor. Y ese es el valor que se necesita en la oración”.

Por último, el Papa pidió a los cristianos que trabajen para crecer en la fe y fortalecer su confianza en Jesús, quien permite a las personas reencontrar el camino cuando pierden su brújula.