Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Baréin inaugura su nueva catedral en el desierto, con la firma de Kiko Argüello


En medio del desierto, en un país de mayoría islámica, el viernes 10 de diciembre se consagra en Baréin una nueva catedral con capacidad para 2.300 personas. 

La Catedral de Nuestra Señora de Arabia tiene planta octogonal. 

Es obra de un arquitecto italiano, bajo la dirección artística de Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal. 

Un día antes de la consagración, el rey de Baréin, Hamad bin Isa Al Jalifa, participará en la ceremonia de inauguración. 

El soberano ha regalado los terrenos, y ha sus enviados han informado regularmente al Papa sobre la marcha del proyecto. 

Su arquitecto asegura que este nuevo templo marca un hito en Arabia. 

MATTIA DEL PRETE
Arquitecto
“El Vicario Apostólico en Arabia, Camillo Ballin, lo ha planteado como un punto de referencia para todo el Golfo Pérsico. Hay que tener en cuenta que la presencia católica es importante, con unas 200.000 personas, entre filipinos e indios, con una gran identidad religiosa”.

Uno de los desafíos más importantes para este arquitecto ha sido gestionar el flujo de entrada y salida de un templo donde los fines de semana habrá misas constantemente. 

Se calcula que entre viernes y domingo participan unos 100.000 fieles. 

AO