Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


El Papa da las gracias a varias parejas que cumplen 50 años de matrimonio

Este miércoles el papamóvil llevaba más pasajeros de lo habitual. Cuando el Papa vio a este grupo de niños, les invitó a acompañarlo por la plaza. 

Y durante el recorrido, se detuvo incluso para probar el mate que le trajeron unos peregrinos de Argentina. Aunque tuvo tiempo también para reconocer a unas parejas que celebraban su aniversario de bodas. 

FRANCISCO

"Antes de comenzar la catequesis quiero saludar a un grupo de parejas allí­ al fondo que celebran el 50 aniversario de bodas. Eso sí­ que es vino nuevo, el vino nuevo de la familia. Un precioso ejemplo para las parejas de recién casadosâ?. 

Además, el Papa inició un nuevo ciclo de catequesis sobre los milagros de Jesús. Recordó el primero que cita el Evangelio, cuando convirtió el agua en vino durante unas bodas en Caná.

FRANCISCO

"El agua es necesaria para vivir, pero el vino expresa la abundancia del banquete y la alegrí­a de la fiesta. Una fiesta de bodas en la que falta vino hace que los esposos se avergí¼encen. Imaginaos terminar una fiesta de bodas bebiendo té...â?. 

El Papa recordó que ese episodio recoge también unas palabras de la Virgen Marí­a. Son las últimas que se conocen de Ella, y por eso, Francisco las considera como su consejo definitivo.

FRANCISCO

"Las palabras de Marí­a: "hagan todo lo que él les digaâ?, confí­an una nueva misión a la Iglesia, y configuran el programa de vida cristiano, que se concreta en servir al Señor, escuchando su Palabra y poniéndola en prácticaâ?. 

El otro protagonista de la audiencia fue el sol, especialmente caluroso durante el mes de junio en Roma. Por eso, el Vaticano repartió sombrillas con su bandera, para que no provocara ningún disgusto a los enfermos que asistí­an en las primeras filas. 

JMB

CTV

SV

- BN

Up: IPC