Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Médicos de Hospital Vaticano separan con éxito a siamesas

Esta ha sido la intervención realizada por el Hospital pediátrico Bambino Gesù. Los médicos han conseguido separar con éxito a las siamesas Rayenne y Djihene unidas por el abdomen. Vienen desde Argelia, donde los doctores aseguraban que no podían hacer nada por ellas.

Fue una operación de 10 horas en la que intervinieron cerca de 40 personas. Ahora ya no hay rastro de preocupación en las caras de los padres, Amina y Athmané, quienes dicen sentirse felices por las niñas a quienes se les ha dado una nueva vida

AMINA
Madre de las gemelas
“En nuestro país los médicos nos decían que no había solución. Fueron cuatro meses de búsqueda pero, cuando recibimos la invitación del Hospital Bambino Gesù de venir a Italia, nos sentimos reconfortados”.

La operación fue especialmente compleja ya que las niñas compartían la cavidad abdominal, el hígado, la caja torácica y el esternón. El responsable de la cirugía asegura que fue necesario preparar la intervención durante meses.

PROF. ALESSANDRO INSERRA
Director del Departamento Quirúrgico
“Empezó prácticamente el año pasado. Desde que entraron aquí, en el Bambino Gesù, se hizo un amplio estudio y hubo una larga fase preparatoria que nos ha permitido hacer la intervención con estos tiempos y con estos resultados”.

Para estudiar el caso, los médicos y especialistas se sirvieron de estas impresiones en 3D y réplicas de las pequeñas.

La intervención ha sido un éxito pero todavía las niñas están en fase de recuperación. Por eso, este equipo médico continuará haciendo un seguimiento de la salud de estas dos niñas que gracias al hospital infantil del Vaticano se puede decir que casi han vuelto a nacer.