Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenal O'Brien: Si cambia la situación en Jerusalén habrá repercusiones, incluso violencia


Desde el siglo XIV la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén vela por mantener los Santos Lugares. Realizan un trabajo discreto pero constante a favor de la convivencia y, sobre todo, de la presencia cristiana en la cuna de la fe. Por eso, cualquier movimiento en falso que pueda hacer peligrar la frágil paz genera inquietud.

CARD. EDWIN O'BRIEN
Gran Maestre, Orden Santo Sepulcro

“Todos los años parece que hay protestas pero ahora con la amenaza de reconocer Jerusalén como la capital estamos muy preocupados por que se respete adecuadamente la libertad de las tres religiones”.

El cardenal Edwin O'Brien es el Gran Maestre de la Orden del Santo Sepulcro, una de las instituciones más presentes en Tierra Santa. Asegura que una de las claves del equilibrio en la zona es la armonía entre las tres grandes religiones para las que resulta imprescindible poder practicar su fe en la Ciudad Santa.

CARD. EDWIN O'BRIEN
Gran Maestre, Orden Santo Sepulcro

“Si las 3 religiones no tienen los mismos derechos de acceder y visitar los Santos Lugares en Tierra Santa, si eso se restringe por una razón, la que sea, habrá graves repercusiones e incluso violencia. Es un punto neurálgico y cambiar los acuerdos de cualquier forma supone una amenaza para muchas personas que se posicionarían en los extremos. No necesitamos eso, no queremos eso y no es necesario”.

Lo que necesita la Tierra Santa, y especialmente sus cristianos, son empleos y posibilidades de futuro. Para ello, la Orden impulsa distintos proyectos. Uno de ellos está destinado a desminar un territorio que en demasiadas ocasiones ha sido campo de batalla. Otro tiene que ver con la JMJ de Panamá. Los cristianos fabricarán rosarios que se entregarán a los participantes en el encuentro mundial de 2019.

CARD. EDWIN O'BRIEN
Gran Maestre, Orden Santo Sepulcro

“Cosas como estas pueden parecer pequeñas pero suponen un gran impulso para la gente que se siente aislada. Ver a cristianos que les visitan o les dedican su tiempo o sus recursos les da esperanza”. “Queremos que termine el éxodo de Tierra Santa. Nuestros cristianos han vivido allí durante siglos pero si no hay trabajo,si no hay posibilidad de viajar y si no les queda esperanza, se marcharán”.

El cardenal asegura que esa es la razón de ser de la Orden, evitar que Tierra Santa se convierta en un museo de piedras muertas y que, por el contrario, siga siendo la casa de los cristianos, las piedras vivas de la región.