Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Tres años para viajar a Roma y ver por primera vez al Papa Francisco

Ha sido un sueño hecho realidad y esta alegría lo dice todo. Este grupo de jóvenes de Croacia ha podido ver de cerca al Papa Francisco.  

MARTINA
“Venimos de un pequeño pueblo al este de Croacia. Estamos muy felices por estar aquí. Por eso hemos estado cantando todo el tiempo. Ya hemos visitado muchos otros sitios y hemos venido para ver a nuestro Papa. Estamos muy contentos”.

LADKO
“Venir aquí era nuestro sueño desde hace tres años y ahora se ha hecho realidad. Es verdaderamente especial estar aquí y ver al Papa de cerca y además hablándonos de la esperanza. Es una coincidencia pero este es nuestro lema: ¡La esperanza! Queremos dar esperanza a nuestro pueblo. Ha sido muy especial venir y escuchar al Papa hablandonos de esperanza”.

Querían rezar especialmente por su pueblo Gunja, muy afectado por las inundaciones que sacudieron su país en 2014. Muchos de estos jóvenes perdieron sus casas y hubo que reconstruirlas. De ahí que el párroco tuviera la idea de crear este grupo, para reconstruir también su vida espiritual. Por eso ha sido tan especial asistir a esta audiencia general. 

LADKO
“Es la primera vez que estamos en una audiencia con el Papa. Es realmente muy especial el hecho de ver a tantas personas en un solo lugar para ver a una persona hablando. Ha sido increíble, genial”.

MARTINA
“Estamos contentísimos porque nuestro Papa es impresionante y todo el mundo lo quiere. Teníamos muchas ganas de verle y de escucharle hablar”.

El grupo ha tardado tres años en conseguir el dinero para realizar esta peregrinación. Dicen que ya tienen clara su misión para cuando vuelvan a casa: Contar en su pueblo lo que han visto y oído en Roma y así llenar de esperanza a todas las personas que sufrieron con las inundaciones.