Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en audiencia general: Apagad la televisión a la hora de cenar, hablad en familia


Como cada miércoles, la audiencia general comenzó así­, con un gran paseo del Papa en papamóvil entre los peregrinos, repartiendo bendiciones y saludos.

Francisco habló de nuevo de la familia. Dijo que es necesario cuidar la comunicación con cosas tan sencillas pero eficaces como conversar durante la cena.

FRANCISCO

"Una familia que no come junta casi nunca o que no se habla en la mesa pero ve la televisión o usa el smartphone, es una familia poco familia".

Tomando como referencia el Evangelio del dí­a, explicó que, a través de la Eucaristí­a, Jesús muestra lo importante que es el alimento para el alma y el cuerpo. Por eso, dijo que es necesario compartir el tiempo de la comida con otras personas.

FRANCISCO

"En la mesa se habla, se escucha. Nada de silencio. No es el silencio de los monjes es el silencio del egoí­smo. Cada uno va a lo suyo, o con la televisión o con el ordenador y no se habla. ¡No! Nada de silencio. Recuperad la convivencia familiar".

También dijo que es inaceptable que en los paí­ses ricos se siga desperdiciando comida mientras que en otras partes del mundo se pasa hambre. Además, aseguró que son una contradicción los excesos alimenticios en los paí­ses ricos para después tener que ponerles remedio.

FRANCISCO

"Y este asunto sinsentido desví­a nuestra atención del verdadero hambre del cuerpo y del alma".

Antes de marcharse, felicitó a los nuevos matrimonios que asisten cada miércoles a la audiencia y les pidió que estén abiertos a la vida.