Francisco en la basílica de Guadalupe: Las lágrimas de los que sufren no son estériles

 | 
14/02/2016
Descargar documento
Compartir

Durante 16 kilómetros los mexicanos demostraron al Papa su enorme cariño de esta forma. 

Francisco recorrió Ciudad de México arropado por miles de peregrinos que llenaron las calles  hasta el Santuario de la Virgen de Guadalupe.

Allí­ lo esperaban más de 35.000 personas llegadas de todo el paí­s. Francisco quiso que su primera misa multitudinaria en México fuera en la casa de la Morenita del Tepeyac. Y, como no podí­a ser de otra forma, los peregrinos le recibieron al son de 'La Guadalupanaâ?, la canción más popular en honor a la Emperatriz de las Américas.

Antes de entrar a la basí­lica, el Papa encendió una vela simbolizando que la misericordia debe iluminar el mundo. Después entró por su Puerta Santa para presidir la misa.

En su homilí­a repasó la historia de San Juan Diego y la Virgen de Guadalupe. Recordó que la Madre de Dios eligió a un humilde indio para transmitir su mensaje en tierra mexicana.

FRANCISCO

'Así­ como se hizo presente al pequeño Juanito, de esa misma manera se sigue haciendo presente a todos nosotros; especialmente a aquellos que como él sienten 'que no valí­an nadaâ?. Esta elección particular, digamos preferencial, no fue en contra de nadie sino a favor de todosâ?.

Por eso, y con profunda emoción, Francisco explicó que ninguna persona puede quedar fuera de nuestras sociedades.

FRANCISCO

'Todos somos necesarios, especialmente aquellos que normalmente no cuentan por no estar a la 'altura de las circunstanciasâ? o no 'aportar el capital necesarioâ? para la construcción de las mismasâ?. 

En la Virgen Marí­a, dijo el Papa, todos los hombres pueden hallar consuelo porque como le dijo a San Juan Diego, ella es madre de todos.

FRANCISCO

'Ella nos dice que tiene el 'honorâ? de ser nuestra madre. Eso nos da la certeza de que las lágrimas de los que sufren no son estériles. Son una oración silenciosa que sube hasta el cielo y que en Marí­a encuentra siempre lugar en su mantoâ?. 

Aseguró que la Virgen continúa pidiendo a los cristianos que sean sus enviados para acompañar a las personas en todas las circunstancias.

FRANCISCO

'Sé mi embajador, nos dice, dando de comer al hambriento, de beber al sediento, da lugar al necesitado, viste al desnudo y visita al enfermo. Socorre al que está preso, perdona al que te lastimó, consuela al que esta triste, ten paciencia con los demás y, especialmente, pide y ruega a nuestro Diosâ?. 

Francisco recordó que la Virgen invita hoy en dí­a a seguir construyendo santuarios por el mundo; unos santuarios que son las vidas de las personas, en especial, las de aquellas que más sufren.

Por último el Papa bendijo el regalo que trajo a la Virgen de Guadalupe. Es una diadema de oro y plata para la patrona de las Américas con la inscripción 'Mater Mea Spes Meaâ?.

AC

CTV

JM

-BN

Up:AC

Noticias relacionadas
1 2 3 61
Anuncio en el que salen 3 ordenadores marca Medion y algunas especificaciones
Lo + visto
Las últimas noticias de Roma, ahora en HD y sin anuncios
Descarga la App en tu teléfono
Disponible para Android y Apple
INICIAR PRUEBA GRATIS
3,28€ por mes o 32,88€ por año después de 7 días de prueba gratis
Disponible en múltiples dispositivos
SÍGUENOS EN
Suscríbete a nuestra newsletter
magnifier