Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco en la audiencia general: No hay santo sin pasado ni pecador sin futuro


Durante una audiencia general con constante amenaza de lluvia el Papa se detuvo en la reflexión de un pasaje del Evangelio: cuando Jesús eligió a Mateo como uno de sus discí­pulos.

Mateo recaudaba impuestos para Roma, una profesión muy mal considerada por el pueblo. Sin embargo, eso no pareció importar a Jesús a la hora de elegirlo.

FRANCISCO

"Jesús muestra a los pecadores que no mira su pasado, la condición social, las apariencias, sino que les propone un futuro nuevo. Una vez escuché un dicho muy bonito: No hay santo sin pasado y no hay pecador sin futuro. Qué bonito es estoâ?.

El Papa dijo que Jesús no teme estar de la parte de los pecadores para levantarlos pero que hay pecadores que temen a Jesús porque aceptar su ayuda significa reconocerse pecadores e imperfectos.

La soberbia y el orgullo, concluyó, son dos enemigos de la vida cristiana.

FRANCISCO

"Soberbia y orgullo no permiten reconocerse necesitados de salvación, es más, impiden ver el rostro misericordioso de Dios y que actúe con misericordia. Son un muro. La soberbia, el orgullo, son un muro que impide la relación con Diosâ?.

El Papa concluyó pidiendo oraciones por la visita a Lesbos, en Grecia, el próximo sábado, donde viaja para mostrar su cercaní­a a los refugiados y al pueblo griego.

FRANCISCO

"Iré, junto a mis hermanos el patriarca de Constantinopla Bartolomeo y el arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo, para expresar mi cercaní­a y solidariedad a los refugiados y a los ciudadanos de Lesbos y a todo el pueblo griego tan generoso en la acogidaâ?.

Por la isla de Lesbos ha pasado más de la mitad del millón de refugiados que han llegado a Europa en el 2015. 

JRB

CTV

-VM

-PR

Up:FV

#Papafrancisco