Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Conmemoración y celebración: El viaje de Francisco a Suecia, invitado por los luteranos


Cuando el Vaticano anunció el viaje del Papa a Suecia para el primer acto conmemorativo del 500 aniversario de la Reforma protestante, se alzaron muchas voces crí­ticas entre los católicos. No comprendí­an qué tení­a que celebrar el Papa en el aniversario de un cisma.

Pero el cardenal Kurt Koch, que preside el Consejo Pontificio para la Unidad de los cristianos, explica que el viaje encierra varios aspectos. En primer lugar sirve para mostrar la actual buena relación entre luteranos y católicos.

CARD. KURT KOCH

Presidente, Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos

"No es sólo conmemorar el 500 aniversario de la Reforma. También celebramos cincuenta años de diálogo entre luteranos y católicos. El diálogo con los luteranos fue el primero bilateral que comenzó la Iglesia después del Concilio Vaticano IIâ?. 

Para el cardenal Kurt Koch es también muy importante la declaración conjunta de católicos y luteranos del año 2013 titulada "Del conflicto a la comuniónâ?, un documento clave para entender el viaje del Papa a Suecia.

Citando la declaración, dijo que la cuestión no puede reducirse a si la Iglesia debe o no celebrar el aniversario, porque hay varios aspectos de los que alegrarse.

CARD. KURT KOCH

Presidente, Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos

"En primer lugar hay que dar las gracias porque hemos descubierto que luteranos y católicos tenemos muchas cosas en común. Y eso hay que celebrarlo. Gratitud y también esperanza de que esta conmemoración traiga buenos frutos para el futuroâ?.

Pero el cardenal también señaló algunas circunstancias y consecuencias de la Reforma Protestante que, más que para celebrar, son para hacer penitencia.

CARD. KURT KOCH

Presidente, Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos

"Supuso la división de la Iglesia y también las horribles guerras de religión del siglo XVI y XVII. Sobre todo, la Guerra de los Treinta Años, que transformó a Europa en un mar de sangre. ¿Qué podemos celebrar de esto? Esto es lo difí­cil. Podemos celebrar los 50 años de diálogo y la esperanza del futuro, pero de esto hay que hacer penitenciaâ?.

Para los luteranos, el próximo encuentro ecuménico con el Papa es una señal de esperanza sin precedentes respecto a su relación con la Iglesia católica.

REV. MARTIN JUNGE

Secretario General, Federación Luterana Mundial

"Hace muy pocos años, si hubieran dicho que se habrí­a hecho una conmemoración conjunta de la Reforma, en la que participarí­an todos los luteranos y protestantes, y que habrí­an asistido los católicos, muchos habrí­an dicho "imposibleâ?. Me animan mucho las muchas cosas imposibles que se han hecho posibles, gracias al diálogo en el que hemos participadoâ?.

El Papa viaja a Suecia el lunes 31 de octubre, y regresa a Roma al dí­a siguiente, en lo que posiblemente será su último viaje fuera de Italia este año.

AG/JMB

MG / RR

FL

-PR

-Up:AC