Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco, ante la crisis de refugiados: La única solución es la solidaridad


Francisco vuelve a meter el dedo en la llaga hablando sobre la crisis de refugiados.

Desde San Pedro, en una mañana gris pero llena del calor afectuoso de los peregrinos el Papa recordó una de las obras de misericordia: acoger al peregrino y al forastero y vestir al que está desnudo.

Dijo que la crisis económica está favoreciendo actitudes cerradas. En algunas partes del mundo, señaló, se levantan muros para detener el flujo de emigrantes y esa, dijo, no es la solución.

FRANCISCO

"Puede que levantar muros haga más ruido que la callada acción de quienes ayudan y asisten a los emigrantes y refugiados, pero cerrarse no es la solución, sólo favorece los tráficos criminales. La única respuesta es la de la solidaridadâ?.

El Papa recordó ejemplos concretos como el de la patrona de las migraciones; santa Francesca Cabrini. La religiosa italiana ayudó a los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos a finales del siglo XIX

No hizo alusión a ningún paí­s o polí­tico en particular pero pidió hacer un poco de memoria.

FRANCISCO

"La historia de la humanidad es una historia de migraciones, no existe un pueblo que no haya conocido este fenómeno. FLASH El compromiso de los cristianos es urgente. Todos tenemos el deber de acoger al hermano que huye de la guerra, el hambre o la violencia y estamos llamados a salir al encuentro del que sufre para llevarle el abrazo y la misericordia de Diosâ?.

Acoger al forastero y vestir al que está desnudo: El Papa concluyó su catequesis sobre esta obra de misericordia recordando a las personas que sufren el abandono: las ví­ctimas de la trata de personas, los pobres, los que no tienen trabajo o los que sufren discriminación por su raza o por su fe.

JRB

CTV

VM

-BN

Up: JMB

#Papafrancisco