Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenal Castrillón: Los lefebvrianos no hicieron nunca ningún cisma completo


El cardenal Darí­o Castrillón trabajó casi diez años como encargado del Papa para mediar con los tradicionalistas Lefebvrianos. Por eso, está contento de la posible solución del conflicto. 

CARD. DARíO CASTRILLí?N

"Siempre estuvimos de acuerdo en una cosa: ellos nunca entraron en el camino de la herejí­a. Tuvieron momentos de distancia, pero ellos no hicieron nunca ningún cisma completo ni una herejí­a, en términos técnicos. Por ejemplo, no crearon una jurisdicción aparte, porque poner una jurisdicción fuera de la jurisdicción de la Iglesia, eso sí­ es separarseâ?. 

Aunque el nombre no es correcto, les llaman "lefebvrianosâ?. Se trata de la Fraternidad de San Pí­o X, un movimiento tradicionalista fundado en 1970 por la voz crí­tica más agresiva contra el Concilio Vaticano II, el arzobispo francés Marcel Lefebvre

Alegando la crisis en la Iglesia, en 1988 hizo cuatro nuevos obispos a pesar de la prohibición expresa de Juan Pablo II, y automáticamente quedó excomulgado. 

En el año 2009, Benedicto XVI retiró la excomunión como gesto de buena voluntad para facilitar la reconciliación. Tras el Jubileo, el Papa Francisco les ha autorizado a confesar válidamente

Actualmente rechazan algunos principios del Concilio Vaticano II, como la libertad religiosa o el diálogo interreligioso, y como consecuencia también algunos puntos del Magisterio posterior. 

El cardenal Castrillón insiste en que la mayorí­a de los lefebvrianos desean la unión total con la Iglesia y justifica que algunas de sus posiciones se deben también a abusos de lo que se decidió en el Concilio Vaticano II. 

CARD. DARíO CASTRILLí?N

"Hay puntos en los que la claridad no es total ((el modo de expresarlos está abierto a diversas interpretaciones, ndr)). Y de esos puntos muchos de los artí­fices de un post-concilio trataron el tema de un modo que no era el modo correcto del Concilio, que tiene en sí­ mismo todo su valor, sino una consideración de interpretaciones que no estaban a la luz ni del Concilio ni del Magisterioâ?. 

Según sus datos, la Fraternidad de San Pí­o X está en 63 paí­ses, y cuenta con unos 600 sacerdotes y 200 seminaristas para atender a en torno a medio millón de personas.  

JMB-AQ

AA

FL

- PR

Up: JMB