Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa lamenta que en el ámbito laboral "la mujer sea aún de segunda clase" y se la pague menos


Son trabajadores, desempleados, jubilados, jóvenes y también inmigrantes. Todos ellos se reunieron con el Papa en el Aula Pablo VI. Forman parte de la Confederación Italiana de Sindicatos. 

Francisco explicó que, si bien la persona no es solo trabajo y no debe serlo, el trabajo permite al ser humano realizarse y florecer.

Aseguró que es un sinsentido alargar la vida laboral de los mayores mientras que los jóvenes no tienen trabajo.

FRANCISCO

"Es una sociedad necia y miope aquella que hace trabajar durante mucho tiempo a los ancianos y obliga a toda una generación de jóvenes a no trabajar cuando deberí­an hacerlo por ellos y por todos".

Para esto, aseguró el Papa, es necesario un nuevo pacto social por el trabajo que reduzca las horas laborales de los mayores y dé oportunidad a los jóvenes. 

Además invitó a los sindicatos que conserven su identidad y no se parezcan a los partidos polí­ticos ni asuman su estilo. Les animó a que defiendan a los trabajadores que no encuentran empleo o a los trabajadores con menos derechos como los jóvenes, los migrantes y las mujeres. Les pidió especialmente que hagan algo por acabar con la desigualdad laboral entre mujeres y hombres.

FRANCISCO

"Y esto es una cosa que digo... Pero todaví­a, en el mundo laboral, la mujer es de segunda clase. Podréis decirme: "Sí­, no... Pero está esta empresaria, esta otra...". Pero la mujer gana menos, se la explota más fácilmente. Haced algo".

Por último, les recordó que la prioridad para los sindicatos deben ser las periferias, donde tienen que trabajar para que las "piedras descartadas de la economí­a" se conviertan en sus piedras angulares.

AC

CTV

- F

-BN

Up:JC