Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa Francisco en Medellín: “La Iglesia no es una aduana, tiene las puertas abiertas para todos”


El Papa llegó una hora y media más tarde de lo esperado al aeropuerto Enrique Olaya de Medellín debido al mal tiempo. Pero ni la espera ni la lluvia consiguieron apaciguar los ánimos del millón de colombianos que lo esperaban allí.

Antes de comenzar la misa, se disculpó por el retraso.

FRANCISCO

“Lamentablemente hubo un atraso significativo en el viaje y ustedes tuvieron que esperar más. Gracias por su paciencia, por su perseverancia y por su coraje”

Centró su homilía en el importante papel de los discípulos. Explicó que ellos son ejemplo de cómo seguir a Jesús, porque no se aferraban a normas establecidas, sino que lo seguían desde la libertad.

El Papa Francisco desveló las pautas para ser un buen discípulo: ir a lo esencial, renovarse e involucrarse.

FRANCISCO

“Ir a lo esencial no quiere decir romper con todo, lo que nos acomoda, porque Jesús no vino a abolir la ley, sino a llevarla a su plenitud. En Colombia hay tantas situaciones que reclaman de los discípulos el estilo de vida de Jesús, particularmente el amor convertido en hecho de no violencia, de reconciliación y de paz”.

Francisco dijo que la Iglesia debe estar siempre en continua renovación y abierta a todos, tanto a los buenos como a los malos. Recordó que ninguna persona puede impedirle a otra el encuentro con Jesús.

FRANCISCO

“La Iglesia no es una aduana, quiere las puertas abiertas porque el corazón de Dios no está solo abierto, sino traspasado, por el amor que se hizo dolor. No podemos ser cristianos que alcen el estandarte de 'prohibido el paso'”.

Precisamente puso como ejemplo a San Pedro Claver, jesuita misionero que dedicó su vida a ayudar a los esclavos

Invitó al pueblo colombiano a dedicarse con mayor audacia a la formación de misioneros que sepan ver la realidad sin miopías heredadas, sino desde los ojos y el corazón de Jesús.

Por último, el arzobispo de Medellín le agradeció su visita entregándole una imagen de la patrona de Medellín, la Virgen de la Candelaria.