Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco: La muerte nos enseña que nuestro orgullo, ira y odio, son solo vanidad

A pesar del frío que está llegando a Roma, el Papa tuvo su encuentro semanal con peregrinos al abierto, en la plaza de San Pedro. Por eso, los más pequeños llegaron muy abrigados. 

Durante su catequesis, el Papa habló de la actitud cristiana ante la muerte

Explicó que Jesús en el Evangelio muestra que es normal sentir dolor ante la pérdida de un ser querido, y que no es contrario a la esperanza. Dijo además que no hay que tener miedo a la muerte porque no tiene la última palabra.

FRANCISCO
“La muerte es un misterio, manifiesta la fugacidad de la vida, nos enseña que nuestro orgullo, ira y odio, son sólo vanidad; que no amamos lo suficiente, que no buscamos lo esencial. Pero también nos indica que solamente el bien y el amor que sembramos mientras vivimos permanecen”.

El Papa recordó que ante el enigma de la muerte, es normal que las personas se vean indefensas. Pero también, que la fe nos enseña que Dios es más fuerte que la muerte. 

FRANCISCO
“Os invito ahora, quizá a cerrar los ojos y a pensar en el momento de nuestra muerte. Que cada uno piense en su propia muerte. Imaginaos ese momento, que llegará, cuando Jesús nos tomará de la mano y nos dirá: “Ven, ven conmigo, levántate”. “Pensadlo bien: el mismo Jesús vendrá, y a cada uno de nosotros nos tomará de la mano, con su ternura, su mansedumbre y su amor”.

Antes de concluir, el Papa envió un mensaje de solidaridad con Somalia, tras el atentado con dos camiones bomba que provocó más de 300 muertos en Mogadisco. 

FRANCISCO
“Imploro la conversión de los violentos y animo a todos los que, con tantas dificultades, trabajan por la paz en esta tierra maltratada”.

Entre los peregrinos que acudieron a San Pedro, había muchos grupos que habían asistido a la canonización el pasado domingo.