Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Día del Domund: Crece la fe en los países pobres

Este domingo la Iglesia católica celebra el Día Mundial de las Misiones y desde el Vaticano recuerdan a los cristianos que evangelizar es una responsabilidad de todos. Debe ser “como el latir del corazón”.

CARD. FERNANDO FILONI
Prefecto, Congregación para la Evangelización de los Pueblos

“En la fe cristiana hay un impulso. Y de este impulso todo el cuerpo vive. Si se detiene este impulso llega la crisis, un shock”.

Europa parece ser el continente donde se está produciendo este shock. Según los datos de la Agencia Fides los católicos han disminuido en un millón trescientos mil. En cambio en los países necesitados el cardenal encargado de las misiones palpa una realidad más fresca y viva.

CARD. FERNANDO FILONI
Prefecto, Congregación para la Evangelización de los Pueblos

“Recientemente estuve en África para la consagración de tres obispos y la creación de dos diócesis en Guinea Ecuatorial. Perdimos cinco horas. ¡Cinco horas! Pero ellos te dicen: 'Lógico. No hice tantos kilómetros a pie para venir hasta aquí y que la ceremonia dure 20 minutos, treinta, una hora. Al menos, ya que estamos aquí, disfrutemos de la fiesta”.

También ha disminuido en 17.000 el número de misioneros laicos. Aunque desde el Vaticano dicen, precisamente que este es el desafío de la Iglesia de hoy: que los laicos, como los primeros cristianos olviden la idea de que la misión es cosa de religiosos y se pongan manos a la obra.