Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


“Perder Líbano es perder el único país de donde los cristianos viven en paz e igualdad en Oriente Medio”

Los casi 7 años de contienda en Siria, la guerra olvidada de Yemen o los continuos conflictos que sufre Irak están a punto de destruir Oriente Medio. En este difícil contexto el pequeño país de los cedros mantiene la paz como puede.

El patriarca maronita Boutros Raï recuerda la importancia que el ejemplo de convivencia entre musulmanes y cristianos de Líbano tiene para toda la región. Una situación que peligra dada la proximidad de la guerra y la presión que soporta por la presencia de cientos de miles de refugiados.

CARD. BÉCHARA BOUTROS RAÏ
Patriarca de los Maronitas

“Estamos corriendo un fuerte peligro a varios niveles: económico, político, social, cultural y de seguridad. Si la guerra no termina para que los refugiados puedan volver a sus casas, Líbano será el primer país que pague el precio. Perderemos fácilmente un país donde musulmanes y cristianos viven en paz e igualdad, con un régimen de democracia y de cultura. Por eso se puede perder Líbano”.

El cardenal asegura que a Occidente no le importa la presencia cristiana en Oriente Medio porque tiene otros intereses. También porque no comprende que la región está marcada por el Islam, donde no hay separación entre el Estado y la religión, y, por tanto, no valora la moderación que aportan los cristianos a la región.

CARD. BÉCHARA BOUTROS RAÏ
Patriarca de los Maronitas

“No se puede hablar de laicismo ni de secularismo en Oriente Medio y, por eso, Occidente y Europa no dan valor a los cristianos. Dan valor al petróleo, al comercio y para ellos los cristianos son una minoría que no tiene valor. Por desgracia, desprecian los valores de los cristianos. Lo que queremos es que Europa entiende el valor de la presencia cristiana para crear la moderación, la democracia, para difundir las libertades públicas y, en primer lugar, la libertad de expresión que no existe”.

Esa indiferencia internacional está haciendo difícil que los cristianos quieran volver a sus hogares una vez liberadas zonas de Siria e Irak pese a que los pastores les piden que no abandonen la cuna del cristianismo. 

CARD. BÉCHARA BOUTROS RAÏ
Patriarca de los Maronitas

“Nosotros les decimos que tienen que volver, que tenemos dos mil años de Historia allí, que somos de allí, que somos depositarios del Evangelio y que ahora tenemos que quedarnos pero eso son solo palabras. Hace falta tener paz, que la guerra acabe, que puedan volver a vivir tranquilos. No son suficientes las buenas palabras. Es necesario ayudarles también materialmente, con posibilidades de trabajo, para que puedan salir adelante con sus familias. En esta situación, los que se han ido difícilmente volverán”.

El patriarca pide que se ponga fin de una vez por todas a la guerra en Siria para que los refugiados vuelvan a sus hogares legítimos. Lamenta que la Comunidad Internacional haya hecho más por prolongar la guerra que por llegar a la paz y recuerda que un Oriente Medio roto puede ser la chispa que encienda la llama de un conflicto mayor.