Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco bendice la Vespa que recorrerá 10.000 km desde Pamplona hasta Dakar

“Vengo de Pamplona, de la Universidad de Navarra, con un viaje solidario. Voy a Dakar dentro de una semana a llevar medicamentos a un hospital infantil de oncología”.
“Muy bien”.

No hizo falta más explicación. Apenas lo supo, el Papa impartió así la bendición sobre el vehículo con el que José Antonio Fernández llevará a cabo este objetivo solidario, una Vespa muy pintoresca.

JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ
Motero

“Poder estar hoy aquí en Roma, con el Papa, que me haya bendecido la Vespa, y poderle contar brevemente en qué consiste este proyecto solidario para mí ha sido espectacular. Es una carga de baterías que me va a durar para este viaje y para los próximos que voy a hacer”.

El objetivo de esta iniciativa es recaudar 500.000 euros para la investigación de enfermedades olvidadas y también concienciar a la sociedad.

Para ello se propone recorrer en 20 días un trayecto de 10.000 kilómetros a lomos de su fiel Vespa. Partirá desde la ciudad española de Pamplona y, atravesando miles de kilómetros de desierto, llegará hasta Dakar, en Senegal.

Pero antes de emprender su viaje José Antonio quiso venir a Roma para explicar al Papa este proyecto, “Vespa Extreme – Wheels for life”, que se desarrolla junto al Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra. Francisco no solo bendijo su moto sino que también le hizo una petición especial

JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ
Motero

“El Papa me ha dicho que rece por él durante el viaje, eso es lo que me ha dicho. Me ha bendecido la Vespa, le ha parecido todo muy bien y me ha dicho: 'reza por mí en el viaje'”.

Solidaridad y aventura se unen en este proyecto que llegará hasta lugares de difícil acceso tanto para llevar medicinas como para agitar conciencias. De esta forma, el aventurero logrará que las periferias estén un poco más cerca.