Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Concluye visita al Vaticano de los obispos de Uruguay. Muy cordial encuentro con el Papa


Durante 8 días los obispos de Uruguay visitaron el Vaticano y se reunieron con los departamentos de la Santa Sede. El principal encuentro fue este con el Papa Francisco, en un tono muy distendido. 

"Es demasiado chico para ser uruguayo”.

El Papa bromeó con monseñor Fuentes, que en el pasado sínodo habló sobre la Virgen María. 

“Estamos terminando el 8 de diciembre Año Mariano...”

“Vos hablando de la Virgen...”

“Sí, ¿verdad...?”

Antes de sentarse con los obispos, saludó al grupo de laicos que les han acompañado en la visita. 

“Les voy a dejar...”

“Gracias por saludarnos, recibirnos...”

“Se pueden ir a tomar una cerveza. O un capuchino”.

“Mate no hay...”

“De noche sí, ahora no”.

Luego comenzó un diálogo a puerta cerrada con el Papa, en el que afrontaron muchas cuestiones sobre Uruguay. 

Hablamos sobre ese encuentro con el cardenal Daniel Sturla, tras una de sus últimas reuniones en Roma. 

CARD. DANIEL STURLA
Arzobispo de Montevideo
“El Papa nos conoce mucho pero le interesó lo que nosotros le planteábamos, los grandes temas que nos preocupan: la fragmentación social que se está viviendo en nuestro país, el tema de la ideología de género, que ese es un tema que al Papa le preocupa mucho”.

La conferencia episcopal uruguaya recoge que la conversación con el Papa duró más de dos horas. Francisco les escuchó y les aconsejó que sigan apoyando a los jóvenes y a las familias. Y que no tengan miedo a proponer la visión cristiana de la sociedad. 

CARD. DANIEL STURLA
Arzobispo de Montevideo
"La Iglesia sigue combatiendo las grandes combates en defensa de la dignidad de la persona humana, de la familia, de la vida, en una sociedad en la que ya está aprobado el aborto o el llamado “matrimonio igualitario”, pero defender esas posturas no nos saca de querer ser una Iglesia que va al encuentro del otro, justamente promoviendo lo que el Papa Francisco llama la cultura del encuentro”.  

Durante el encuentro, el Papa bromeó con monseñor Scarrone y le dijo que algún día viajará a Uruguay. 

“¿Estás bien?”

“Bien, gracias a Dios, 86 años”.

“Los llevas bien”.

“Acá está mi sucesor, que yo lo ordené sacerdote. Este es un signo de que la Virgen lo está esperando el año que viene”.

“No sé cuándo, pero voy a ir...”

CARD. DANIEL STURLA
Arzobispo de Montevideo
“El Papa puede visitar todos los países fronterizos con Argentina, pero no puede ir a Uruguay y no ir Argentina. Así que estamos unidos, y cuando llegue el momento el Papa decidirá. Por supuesto que la esperanza nuestra es que sea el año que viene”.

El cardenal Daniel Sturla y los demás obispos de Uruguay regresan satisfechos, con la bendición del Papa. 

Y el Papa, con este regalo de los obispos: una manta de lana cruda, tejida de forma artesanal en nombre del episcopado, con los colores de la bandera nacional. 

“Ché, ¡qué buena lana...!”