Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


¿Puedo reunirme a solas con el Papa? Depende.

Cada día llegan al Vaticano cientos de solicitudes para encontrar personalmente al Papa Francisco. Pero el Papa tiene uno de los trabajos más intensos del mundo: jefe de Estado y líder de una de las religiones más numerosas. Por lo tanto, también es uno de los hombres con menos tiempo. 

Si desea solicitar una reunión con él, antes de hacerlo es útil conocer qué tipo de encuentros mantiene. 

REUNIONES CARA A CARA
Las reuniones a solas están reservadas a jefes de Estado o de gobierno y duran unos 30 minutos. Estos encuentros concluyen con un breve saludo a la familia y colaboradores del visitante. 

También se reúne a solas una vez con cada nuevo embajador ante el Vaticano; periódicamente con cada superior de la Curia Vaticana; y con algunos obispos y nuncios de zonas delicadas; o con líderes religiosos. 

REUNIONES REDUCIDAS
En su biblioteca se reúne con los grupos de obispos que por turnos viajan cada cinco años al Vaticano para informar al Papa. 

Pero además, suele reunirse con delegaciones de otras religiones en la llamada “Sala del Tronetto” que está justo al lado de su despacho. 

ENCUENTROS INSTITUCIONALES
En el Palacio Apostólico Vaticano hay dos salas reservadas a encuentros institucionales un poco más numerosos. 

En la “Sala del Consistorio” el Papa se suele reunir con órdenes religiosas.

En la “Sala Clementina”, se reúne con representantes de la sociedad civil: desde asociaciones, hasta grupos de políticos o incluso equipos de fútbol. 

ENCUENTROS CON PEREGRINOS
El Papa disfruta sobre todo en estos encuentros más numerosos con peregrinos. La mayoría son en el Aula Pablo VI, porque allí hay más espacio y está diseñada para facilitar el contacto con la gente. 

Allí se reúne con movimientos religiosos, grupos de varios países, o con participantes en algún congreso importante. 

Además, las audiencias generales, en las que participan decenas de miles de personas, son en la plaza de San Pedro. Comienza con un giro de la plaza en el papamóvil, para saludar a todos de cerca. No hay tiempo para hablar con el Papa, pero es la mejor opción para quienes no son jefes de Estado.