Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Papa: Ciudadanos e instituciones deben aunar fuerzas contra la trata de personas

Había muchos niños con este uniforme en el pasillo que el Papa recorrió antes de la audiencia general. Francisco les firmó autógrafos y habló con muchos de ellos.

Luego, en su catequesis recordó que el 8 de febrero es el día mundial dedicado a rezar y reflexionar contra la trata de personas. Habló de muchos emigrantes que no pueden llegar por canales regulares, se confían a mafias que abusan de ellos y los tratan como esclavos. 

FRANCISCO
“Invito a todos, ciudadanos e instituciones, a unir fuerzas para prevenir la trata de personas y garantizar protección y ayuda a las víctimas. Recemos para que el Señor convierta el corazón de los traficantes. ¡Qué palabra más fea, traficantes de personas! Y que dé la esperanza de recuperar la libertad a quienes sufren esta terrible herida”

Luego, continuó su catequesis sobre la Misa y explicó el significado de la lectura del Evangelio, que va rodeado de especial solemnidad. 

FRANCISCO
“En efecto, sólo el ministro ordenado puede leerlo y cuando termina besa el libro; hay que ponerse en pie para escucharlo y hacemos la señal de la cruz sobre la frente, la boca y el pecho. La asamblea reconoce así la presencia de Cristo que le anuncia la buena noticia que convierte y transforma”.

También habló de la homilía. Pidió a los sacerdotes que la preparen bien, rezando y meditando el Evangelio, y que no dure más de diez minutos. 

FRANCISCO
“No sólo es importante que quien predica cumpla bien su ministerio, sino que también los que escuchan han de procurar hacerlo con las mejores disposiciones interiores”.

Al final de la audiencia acudieron artistas de dos circos que estos días actúan en Roma, para saludar al Papa y hacer ante él sus mejores acrobacias.