Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

“Francisco está muy preocupado por lo que está pasando en México”


Estela de Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo, dijo que al Papa le preocupa la violencia en México. En los últimos días 2 sacerdotes fueron asesinados. Ya van 21 en cinco años.

ESTELA DE CARLOTTO Abuelas Plaza de Mayo “Le encontré bien. Está muy ocupado, por supuesto, muy preocupado también. Y él dijo que estaba muy preocupado por lo que está pasando en México, es insólito. Tanta muerte... Dice que mataron a dos sacerdotes. También hablamos de Argentina y también está preocupado por Argentina”.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo recibió esta confidencia del Papa durante la reunión que mantuvieron en el Vaticano. La activista vino a Roma para pedirle más ayuda en la búsqueda de los desaparecidos durante la dictadura en Argentina. 

La Santa Sede permitió a los familiares de las víctimas acceder a los archivos para que busquen datos sobre el paradero de sus seres queridos. Sin embargo el proceso es lento.

ESTELA DE CARLOTTO Abuelas Plaza de Mayo “Yo lo que vine fue a renovar el pedido a la Iglesia. Le dejé una carta explícita. En la carta se le expone que hay algunas dificultades para algunos que quieren tener noticias porque el trámite es muy largo, muy engorroso. Hay que hacer intervenir a la Justicia argentina, la Justicia argentina lo estudia, lo manda aquí y aquí se ve si corresponde o no”.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo dice que la ayuda del Vaticano está dando frutos porque hay personas que pudieron dar con información importante sobre sus familiares. 

La asociación que dirige denuncia que durante la dictadura en su país desaparecieron 30.000 personas y los bebés que nacieron de ellos fueron entregados en adopción. En los 40 años de vida de su organización consiguieron encontrar a 127 de estos niños.