Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Coliseo de Roma se ilumina de rojo por los cristianos perseguidos


Según Open Doors al menos 200 millones de cristianos están sufriendo una dura persecución. Los datos hablan por sí mismos: 793 atentados que han producido 3.000 muertos y el éxodo de los cristianos de Oriente Medio.

El sábado, la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada hizo iluminar el monumental Coliseo de rojo. Rojo sangre, por la sangre de los mártires.

ALFREDO MANTOVANO
Presidente, Ayuda a la Iglesia Necesitada
“El Coliseo es el símbolo de la persecución de los cristianos en el mundo, de todos los que sufren a causa de la fe. Lo iluminamos de rojo porque su sangre no nos puede dejar indiferentes. No podemos lavarnos las manos de la sangre de estos justos como hizo Poncio Pilato hace 2.000 años”.

CARD. MAURO PIACENZA
Presidente Internacional, Ayuda a la Iglesia Necesitada
“Hoy hemos llegado a un punto tal en el que el martirio y el número de mártires es superior al de tiempos paganos aquí. Es un grito de alarma. No hay que olvidar que estas personas que han sufrido un martirio cruento a causa del Evangelio sufren por nuestra indiferencia”.

La persecución y la guerra han provocado el éxodo de cristianos de Oriente Medio. Se teme que muchos no regresen más cuando llegue la paz.

CARD. PIETRO PAROLIN
Secretario de Estado del Vaticano
“Como dice el Papa: un Oriente Medio sin cristianos no tiene sentido. Los cristianos son una parte fundamental de esa tierra, de esos países, no solo desde el punto de vista histórico. Ellos también contribuyen en sus regiones”.

Durante el evento se hizo una conexión Skype con Irak y Siria. Fue una forma de unirse a quienes sufren la persecución en aquellos países. Las iglesias de San Pablo, en Mosul y San Elías en Alepo también se iluminaron de rojo.