Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Dimite prefecto de Secretaría de Comunicación del Vaticano tras polémica por carta de Benedicto


 El director de comunicación del Vaticano ha dimitido porque usó parte de una carta de Benedicto XVI para promocionar una colección de libros, y censuró el resto del contenido que era crítico con la obra. 

Dario Viganò presentó su renuncia el lunes y hoy el Papa la ha aceptado. 

La polémica comenzó con esta fotografía enviada por la oficina de prensa, que mostraba unas palabras favorables de Benedicto XVI pero ocultaba otras. 

El prefecto de la Secretaría para la Comunicación leyó parte del texto pero no lo publicó íntegramente en el comunicado, que ocultó tres cosas

La primera, que Benedicto rechazaba preparar el prólogo porque no habría leído la obra. Ésto, sin embargo, sí lo mencionó en la rueda de prensa. 

La segunda, que la carta era un texto privado de Benedicto XVI. 

La tercera, que el Papa emérito manifestaba su “sorpresa por el hecho de que entre los autores figure también el profesor Peter Hünermann, que durante mi pontificado destacó por liderar iniciativas anti papales”. Era un modo educado de sugerir que se eliminara ese volumen de la colección publicada por el Vaticano, pero no se hizo. 

Algunas agencias denunciaron al principio la falta de transparencia de publicar un texto incompleto. 

A otros les molestó que se utilizara una carta privada de Benedicto para elogiar una obra sobre Francisco. 

Sorprende la rapidez con la que el Papa ha aceptado la renuncia. Francisco dice en su carta que “le ha costado dar este paso”, destaca la capacidad de Dario Viganò para “confrontarse y la docilidad” con los organismos de la Curia y le pide que colabore como asesor de la Secretaría para la Comunicación. 

Dario Viganó fue nombrado prefecto de la Secretaría de la Comunicación en junio de 2015. Ha conseguido unificar en un único departamento todas las operaciones de comunicación del Vaticano, desde la Radio hasta el periódico Osservatore Romano; una tarea que otros intentaron antes y no lograron, y que él deja casi concluida.