Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

En 2017 ha bajado el número de ejecuciones de la pena capital


Según Amnistía Internacional, cada nueve horas se aplica una pena de muerte. A pesar de todo, según su informe anual, el número de ejecuciones está disminuyendo.

Durante 2017 se registraron 993 ejecuciones en 23 países, un 39 por ciento menos que en 2015. Además, el número de países que han abolido la pena de muerte subió a 142.

El 84 por ciento de las ejecuciones declaradas se produjeron en cuatro países: Irán, Arabia Saudita, Irak y Pakistán. Sin embargo, China y Vietnam no han rebelado el número de sus ejecuciones. 

Como fuerte defensor de la dignidad humana, el Papa se ha pronunciado contra la pena de muerte. El año pasado cambió el Catecismo para explicar que en ningún caso está justificada la pena capital. 

FRANCISCO
11 de octubre de 2017

“Por muy grave que sea el delito cometido, la pena de muerte es inadmisible porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona”.

Actualmente más de 21.000 personas en todo el mundo están a la espera de ser ejecutadas. Por lo que parece, hay mucho trabajo que hacer para proteger la vida.