Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenal Barreto: Con mi nombramiento el Papa pone la Amazonia en el corazón de Roma


Uno de los nuevos cardenales es el peruano Pedro Barreto Jimeno, arzobispo de Huancayo. Cuenta que no se creía que el Papa lo había nombrado cardenal hasta que vio la noticia en Rome Reports. 

MONS. PEDRO BARRETO
Arzobispo de Huancayo (Perú)
“Pero lo que sí me convenció y me emocionó, es que me mandaron de Rome Reports, creo, un aviso del vídeo donde el Papa decía 'Monseñor Pedro Barreto arzobispo de Huancayo'”.

Desde hace años trabaja muy activamente con la Repam, la Red Eclesial Panamazónica. Por eso, su nombramiento ha sido leído como un gesto para dar voz en la Iglesia a estos pueblos que no son escuchados. 

MONS. PEDRO BARRETO
Arzobispo de Huancayo (Perú)
“Me puso a mí en el corazón de la Iglesia. Bueno y también Roma a la Amazonía. El Papa quiso comenzar en la Amazonía, en Puerto Maldonado con su visita al Perú y así lo dijo. Y habló del sufrimiento de los indígenas, pero habló con mucha esperanza de cómo la Iglesia quiere mirar, salir de sí misma”.

Dice que el nombramiento como cardenal ha sido algo inesperado e inmerecido, y espera que le ayude a estar más al servicio de las personas. Se plantea cuatro prioridades.

MONS. PEDRO BARRETO
Arzobispo de Huancayo (Perú)
“Primero, es toda la ecología, el cuidado de nuestra casa común. No solamente la Amazonía sino en general el cuidado de la casa común. En segundo lugar, la lucha contra la pobreza extrema”.

“Tercer gran desafío, es la mujer”.

“Y así feminicidios, violencia familiar. Y cuarto y último tema, que no es propiamente solo del Perú, es la gran corrupción que hay. Una corrupción que es el peor cáncer político”.

Juan Pablo II lo nombró obispo, y Benedicto XVI le entregó el palio. Le une una gran sintonía espiritual también al Papa Francisco porque los dos son jesuitas. Pero se define un sacerdote fiel al Papa, sea quien sea.