Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en el Ángelus: No hay que reducir la religión a la práctica de las leyes


El Papa Francisco explicó cuál es el auténtico sentido de la fe. Dijo que no consiste en contentar a Dios con obras, sino en creer en quien Él ha enviado, Cristo. Por eso, advirtió de una tentación común entre los creyentes.

FRANCISCO
“Es una tentación habitual esta de reducir la religión a la práctica de las leyes, proyectando en nuestra relación con Dios la imagen de la relación entre el siervo y su amo”.

Ante los 20.000 fieles que soportaron los rigores del calor romano, el Papa aseguró que, aunque en tiempos de Jesús muchos le seguían porque satisfacía sus necesidades inmediatas, Cristo vino para traer algo más.

FRANCISCO
“Jesús ha venido a traernos algo más, a abrir nuestra existencia a un horizonte más amplio respecto a las preocupaciones cotidianas del alimentarse, del vestirse, de la carrera o similares”.

Por eso, Francisco insistió en que Cristo no desea solo que la gente lo busque, sino que lo conozca, que tengan una relación de amor y de confianza con Dios para así poder llevar a cabo sus obras. 

FRANCISCO
“Él es el verdadero pan de vida, quiere saciar, no solo los cuerpos, sino también las almas dando el alimento espiritual que puede satisfacer el hambre más profunda”.

Antes de despedirse, el Papa quiso recordar que el 6 de agosto se cumplen 40 años de la muerte de Pablo VI que será canonizado en octubre. Como gesto de reconocimiento y de cariño pidió este aplauso para el Papa Montini al que se unieron todos los peregrinos en San Pedro.