Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Niños de Siria envían velas a todos los países del mundo para pedir oraciones por la paz


En Siria están a punto de cumplirse 8 años de una guerra en la que ya todos son perdedores. 

Sus víctimas son estos niños. Muchos de ellos no saben qué significa vivir en paz. Por eso, la organización “Ayuda a la Iglesia Necesitada” lanza su campaña de Navidad no solo como respuesta a la dramática situación humanitaria causada por la guerra; sino para evitar que desaparezca la presencia Cristiana en el Medio Oriente.

Para conseguirlo, miles de ellos han escrito mensajes y encendido una vela para pedir por la paz en su país. 

“No necesitamos guerra, necesitamos paz".

"Hice un dibujo sobre la paz. Quiero vivir al seguro. He dibujado una paz alegre”.

“Quiero paz para todo el mundo. Quiero que todos sean honestos unos con otros, quiero paz aquí y en todos los países”.

“Pienso en los niños de otros países. Quiero paz para todo el mundo".

“Quiero decirle a todos los niños del mundo: Espero que tengan paz y que Dios los bendiga y los mantenga juntos".

Durante estos días, en Siria, los niños han encendido miles de velas como estas, para que se escuche su petición de paz. 

P. LUKAS AWAD
Párroco ortodoxo en Homs (Siria)
“Especialmente los niños necesitan paz, vivir en paz y sentirla. Han perdido la paz que permite salir de casa, jugar por la calle o venir a la iglesia. Viven rodeados de gritos y de bombas. Hicimos esta campaña porque la gente, y especialmente los niños, necesitan la paz en Siria”.

MONS. JEAN-ABDO ARBACH
Arzobispo de Homs (Siria)
“El gran problema que tenemos ahora, la prioridad, son los niños. Tenemos que trabajar con ellos en la fe, en su estado de ánimo y también para que puedan quedarse en Siria. Nuestras escuelas infantiles son el núcleo del cristianismo”

La organización “Ayuda a la Iglesia Necesitada” llevará estas mismas velas a muchos países del mundo, para transmitir la luz de la Esperanza durante el Adviento y que un millón de velas se enciendan como eco del grito por la paz en Siria.

La campaña “Velas para la paz en Siria” quiere recordar al mundo la dramática situación de los cristianos en este país. Antes de la guerra eran el 10% de la población, actualmente sólo el 3 o el 4%. Para que sepan que no están solos, este año se encenderán millones de luces en todo el mundo.