Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Gobierno de España pone en duda que la Mezquita-Catedral de Córdoba sea de la Iglesia


La relación entre Iglesia-Estado siempre ha sido una cuestión espinosa y el caso de la Mezquita-Catedral de Córdoba es uno de los puntos más delicados en España.

El gobierno actual acusa al obispado de haberse adjudicado la propiedad del templo cuando esta sería supuestamente estatal. La Iglesia solo tendría la posibilidad de gestionar la Mezquita-Catedral pero nunca de declararse propietario.

El obispado defiende la titularidad de la Iglesia porque en el siglo XIII el rey se la donó. Advierte de que en realidad hay mucho más en juego: la relación con el mundo islámico.

MONS. DEMETRIO FERNÁNDEZ
Obispo de Córdoba (España)
“La Mezquita-Catedral de Córdoba, que antes fue basílica, y que cuando llega el rey Fernando III manda que sea consagrada como Catedral, tiene el título de propiedad que el propio rey, y además está en un documento del Archivo de Simancas, la donación del rey al obispo y cabildo de Córdoba. La Mezquita-Catedral de Córdoba es un símbolo de la relación islamismo-cristianismo y hay quien está interesado en que no solo sea símbolo de esa relación sino también símbolo del enfrentamiento”.

La Mezquita-Catedral de Córdoba tiene una historia compleja: empezó siendo una basílica cristiana hasta la llegada de los musulmanes a España en el siglo VIII. Sobre ella construyeron una mezquita. Con el paso de los siglos se fue ampliando hasta que llegó a su máximo esplendor con Almanzor en el siglo X. Por aquel entonces su grandiosidad solo era superada por La Meca.

En el siglo XIII, Fernando III reconquistó la ciudad y donó el majestuoso edificio a la Iglesia, quien la erigió de nuevo en templo cristiano.

Sectores musulmanes reclaman el “rezo compartido” para que tanto cristianos y musulmanes puedan utilizar el templo. Sin embargo, el obispo de Córdoba no está convencido de que sea la fórmula justa. Recuerda que hay templos católicos en el mundo musulmán que están en una situación a la inversa.

MONS. DEMETRIO FERNÁNDEZ
Obispo de Córdoba
“Esta misma situación de Córdoba se produce solo, y al revés, en Santa Sofía: que siendo basílica, preciosa, ahora es museo y ha sido y puede llegar a ser mezquita. O en Famagusta, en Chipre, también una gran catedral gótica ha sido convertida en mezquita, por hechos de la historia y de la conquista”.

Polémicas como la Mezquita-Catedral de Córdoba pueden enfriar las relaciones entre cristianismo e Islam. 

En las últimas décadas el diálogo entre ambos ha experimentado ciertas mejoras gracias a los encuentros como el de Francisco y el Imán de Al-Azhar, la histórica universidad musulmana donde se forman los futuros imanes sunnitas. También se espera que el viaje de Francisco a Marruecos en marzo de 2019 pueda seguir fomentando una atmósfera cordial.