Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Colecta por Ucrania: “El Papa no hace política, él mira el sufrimiento de la gente y actúa”


El Papa Francisco es prácticamente el único líder internacional que recuerda que en Ucrania se libra una guerra desde el año 2014. Por eso, en abril de 2016 pidió generosidad para ayudar a las víctimas de uno más de los conflictos olvidados en el mundo.

FRANCISCO
Abril 2016)
“Pienso en particular aquí en Europa en el drama de los que sufren las consecuencias de la violencia en Ucrania: En los que permanecen en aquellas tierras golpeadas por la hostilidad que ya ha causado varios miles de muertos”.

En las parroquias europeas se recaudaron 11 millones de euros que se sumaron a otros 5 aportados por el Papa. Con esta cantidad se ha proporcionado ayuda de emergencia a la población desplazada por la guerra. 

MONS. SEGUNDO TEJADO
Subsecretario Desarrollo Humano Integral
“Todas estas personas han tenido que irse colocando el lugares de fortuna. Con la guerra el suministro de gas y de agua caliente se han interrumpido. Por lo que hemos tenido que hacer un proyecto con Cáritas y otras organizaciones de distribución de estufas de carbón y también del combustible, unos mil kilos, que así les permitía pasar el invierno”.

Monseñor Segundo Tejado viajó hasta Ucrania como parte de una delegación encabezada por el cardenal Peter Turkson. Su misión fue comprobar de primera mano los resultados de la ayuda del Papa en un lugar donde, en invierno, se llegan a rozar los 20 grados bajo cero. 

Han visitado la zona más cercana al conflicto a la que se puede acceder, ya que en las dos provincias más castigadas solo puede entrar Cruz Roja. Allí el Vaticano ha trabajado en colaboración con esta organización para socorrer a la población. 

MONS. SEGUNDO TEJADO
Subsecretario Desarrollo Humano Integral
“El Papa no hace política, mira al sufrmiento de las personas. Ese grito de sufrimiento ha llegado hasta el Papa y el Papa responde. Son dos cosas distintas. El Papa ha respondido a ese grito que le ha llegado desde allí y ha respondido con la generosidad con la que el Papa lo hace siempre. No es una cuestión de política, es humanitaria”. “Hay muchos conflictos olvidados que no están en los periódicos o en la televisión u nos olvidamos de ellos pero la Iglesia no se olvida”.

La guerra ha provocado más de un millón y medio de desplazados internos. Esta ayuda humanitaria promovida por el Papa Francisco ha aliviado el sufrimiento de unas 900.000 personas, necesitadas de lo más básico, desde ropa hasta alimentos o medicinas.

“Esta es la sala de las medicinas porque está fresca. Cada persona tenía su paquete nombre y apellido y el nombre del médico que había prescrito el medicamento y así cada persona lo recibía de la farmacia”. 

La delegación también visitó este hospital que se ha beneficiado de la iniciativa con nuevos equipos médicos y un centro para madres solteras donde los enviados del Papa fueron recibidos así.

Un poco de ese cariño también ha llegado hasta Francisco en forma de dibujo. Los pequeños del centro quisieron agradecer así al Papa que, al menos él, no se haya olvidado de la tragedia ucraniana.