Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Un nacimiento en Roma incluye piedras de la luna y mármoles de la basílica de San Pedro


En Navidad, en Roma se exhiben cientos de pesebres de todo el mundo. Sin embargo, hay uno que lleva aquí más de 40 años y que puede visitarse todo el año a solo unos metros del Vaticano.

Giuseppe Ianni lo empezó en 1972 y desde entonces cada año le añade nuevos elementos. Hace 46 años estaba en un simple garaje, pero vio el potencial para convertirlo en algo más. Ahora es un pesebre que muestra la Palestina de hace 2.000 años. 

GIUSEPPE IANNI
“Tiene de todo: ríos y acueductos. Ese acueducto está hecho de fragmentos de mármol de cuando restauraron la fachada de la basílica de San Pedro. Hice una petición al cardenal y me la dieron. No puedo definir la emoción de cuando tuve que colocarlo y trabajar la piedra para mantener las proporciones”.

Este Nacimiento cuenta con 105 casas y 165 ventanas, 870 escaleras, 16 metros de acueductos y 12 metros de ríos. Y obviamente, cuenta con la escena del Nacimiento de Jesús con la Virgen María y José, especialmente iluminados.

Millones de personas han visitado esta obra de Giuseppe. También tres santos: Pablo VI, Juan Pablo II y Teresa de Calcuta. 

Cuenta con piedras de varias partes del mundo que la gente ha traído a Giuseppe. Cada una está etiquetada con el país, o incluso el planeta, como una piedra lunar o este pedazo de Marte. 

Giuseppe además tiene muy buenos consejos para quienes estén preparando el Nacimiento en la sala de estar. 

GIUSEPPE IANNI
“¿Qué recomiendo? Para hacer bien el Nacimiento hace falta mucho amor, fe y conocimiento. Tienes que leer la Biblia porque todo está ahí”.

Dice que también es importante usar buen material, como piedra caliza romana, y que las casas y personajes mantengas las proporciones. 

Este Nacimiento se puede visitar durante todo el año, de 9 de la mañana a 7 de la tarde. Pero durante Navidad, está abierto muchas más horas.